"Yo soy de la UOCRA y a mí nadie me va a tocar"

Tras una pelea que se produjo en el barrio Parque Patagonia de Sarmiento, un vecino llamó a la policía y por ello fue amenazado por los violentos. De las amenazas no se salvó ni el policía que realizó la detención porque al proceder el protagonista del disturbio le advirtió que no lo tocaran porque él pertenece a la UOCRA.

Según la información a la que accedió El Patagónico, la audiencia de control de detención y apertura de investigación preparatoria contra Laura Garcés (21) y Hugo Nahuelfir (24) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Sarmiento y estuvo presidia por el juez penal, Alejandro Rosales, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario Ezequiel Castro y los imputados recibieron la asistencia del abogado de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

En ese marco, el funcionario de Fiscalía indicó que el hecho ocurrió el 31 de agosto a las 12:30, en un domicilio ubicado en el barrio Parque Patagonia.

En esa ocasión, el denunciante informó que se había comunicado con personal policial a los fines de informar que los imputados estaban protagonizando una pelea. Asimismo, señaló que los jóvenes habían ingresado a su domicilio portando elementos contundentes y lo habían amenazado.

Cuando los empleados policiales llegaron al lugar observaron que Hugo Ezequiel Nahuelfir y María Laura Garcés se agredían mutuamente a golpes de puño.

En este marco, uno de los efectivos alcanzó a Nahuelfir cuando se retiraba del lugar caminado por calle Mitre. Según indicaron las actuaciones policiales, el joven amenazó a los empleados policiales y les manifestó: “yo soy de la UOCRA y a mí nadie me va a tocar”.

Asimismo, su pareja intentó interceder para evitar que el imputado fuera trasladado en el móvil policial pero ella también fue llevada a la comisaría en calidad de detenida.

CALIFICACION LEGAL

Con respecto a la calificación legal, el investigador explicó que provisoriamente la causa fue calificada como constitutiva de los delitos de amenazas, violación de domicilio y atentado a la autoridad agravado, todo ello en concurso real.

En este marco, Castro pidió que se declare legal la detención y que se otorgue un plazo de seis meses de investigación. A ello, agregó que no requerirá medidas de coerción para la pareja pero le pidió al juez que disponga una orden de prohibición de contacto y acercamiento entre los imputados y la víctima.

A su turno, los imputados brindaron una versión contrapuesta de los hechos. Ambos admitieron que en la vía pública mantuvieron una discusión de pareja. En tanto, negaron haber ingresado a otro domicilio. También indicaron que no habían proferido amenazas al vecino que llamó a la policía para informar la situación.

Por su parte, Catalano no formuló oposiciones a la pieza de apertura y la calificación legal escogida por los investigadores. En este contexto, tampoco se opuso al plazo de investigación requerido por la parte investigadora.

Así las cosas, el juez Rosales formalizó la investigación preparatoria de juicio en relación a los hechos y la calificación legal provisoria señalada por el Ministerio Público Fiscal.

También, resolvió declarar legal la detención de los jóvenes y otorgó el plazo de investigación requerido por el representante de la Fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico