YPF centraliza su actividad en la explotación no convencional de petróleo en Vaca Muerta
La producción aumenta y la operadora ya resolvió construir un nuevo oleoducto, y ampliar la planta de tratamiento de Loma Campana que de aquí a dos años podrá procesar 18.000 metros cúbicos de petróleo por día. Se trata de 10.000 metros cúbicos más del crudo que hoy sale listo para su destino.

Neuquén (enviado especial)

La ampliación de la planta de tratamiento Loma Campana y la confirmación de la construcción de un nuevo oleoducto, que vinculará la misma con Lago Pellegrini, fueron las definiciones más importantes que el miércoles ofreció el gerente regional de Activo No Convencional, Gustavo Astie.

El directivo confirmó, con parte de su equipo, que los avances y logros que la operadora está obteniendo en la exploración no convencional están a la vista y son significativos.

BAJA DE COSTOS

El logro más importante obtenido por YPF en Vaca Muerta no es el pozo no convencional record que puso en marcha a principio de mes (ver aparte) sino la eficiencia y el acierto en la aplicación de nuevas técnicas o recorridos, que le permitieron bajar de manera significativa los costos y por ende aumentar -se cree que también en igual o mayor proporción- la ganancia y rentabilidad.

A modo de ejemplo, Astie señaló que en el 2015 para obtener cada uno de los barriles, YPF tenía que invertir 30 dólares. Hoy ese número se redujo a 12 y el objetivo es que en el 2019 la inversión sea solo de 8 dólares.

“Esto es eficiencia pura porque esta reducción no pasa por la baja de costos laborales, sino por la forma en la que, luego del aprendizaje y por contar con la mejor tecnología y profesionales, estamos trabajando”, asegura orgulloso el directivo, quien asegura que la puesta en “modo factoría” de los yacimientos y planta es un claro ejemplo del logro de uno de los objetivos iniciales y centrales para que Vaca Muerta sea realmente rentable, exitosa y se permita desde ella lograr al autobastecimiento.

LA PLANTA

Dentro de la visita que periodistas de medios y diarios de todo el país realizaron este jueves a la Gerencia Regional No Convencional, sobresalió el trabajo que se realiza en la planta de tratamiento de Loma Campana y en la sala de geonavegación (ver aparte)

En medio de esta recorrida, en la que como invitado participó El Patagónico, se ratificó la construcción del nuevo oleoducto, que permitirá conectar Loma Campana con Lago Pellegrini, y se anunció la ampliación de la planta de tratamiento, que se inauguró hace solo 2 años.

La ampliación, que puede hacerse a partir de una fuerte inversión (calculada en 23 millones de dólares) y en la previsión que se tomó al hacer la original de manera modular, permitirá ampliar en más de un 40 % la capacidad de manera casi inmediata, ya que la primera parte de los trabajos estarán listos entre octubre y noviembre.

Paula Castro, responsable de la planta, comentó que actualmente en las modernas instalaciones se reciben 10.800 metros cúbicos de petróleo, de los cuales se generan, luego del proceso de separación del crudo del agua y sales, unos 8.000 metros cúbicos, unos 5.000 barriles de petróleo diarios.

Con la ampliación proyectada y definida se estima que el crudo obtenido, el que está listo para enviar a refinería que originalmente viene de los bloques de Bandurrias, La Amarga chica y Loma Campana, serán 10.800, es decir que la planta procesará y despachará el bruto que hoy ingresa y de los cuales “solo” quedan los 8.000 mencionados.