Zárate, libre hasta que quede firme la condena

El exjugador de Independiente, Alexis Zárate fue condenado ayer a seis años y medio de prisión por el abuso sexual cometido contra Giuliana Belén Peralta, quien al momento del hecho era novia de su amigo, el jugador Martín Benítez. El tribunal decidió que el jugador permanezca en libertad hasta que la sentencia quede firme y desestimó el pedido de investigación por encubrimiento para Benítez y el jugador Nicolás Pérez.

El futbolista Alexis Zárate, exjugador de Independiente y actual defensor de Temperley, fue condenado ayer a seis años y medio de prisión por el "abuso sexual con acceso carnal" de una joven, delito cometido en 2014 en un departamento de la localidad bonaerense de Wilde. No obstante, no quedará detenido hasta que la sentencia quede firme.
La decisión del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora recayó sobre el futbolista que figuraba en la lista de convocados para disputar anoche el partido correspondiente a la tercera fecha de la Superliga.
"Espero que se haga Justicia y que vaya preso, por mí y por todas las chicas a las que les puede llegar a pasar esto", dijo tras el fallo Giuliana Belén Peralta (25), quien sufrió una crisis de nervios luego de pronunciarse la sentencia.
Además de la condena, el tribunal, presidido por el juez Nicolás Plo, rechazó el pedido de la damnificada para que el actual delantero de Independiente Martín Benítez (23)-quien al momento del hecho era su novio- y el entonces jugador de la Cuarta división del "rojo" Nicolás Pérez (22), sean investigados por "falso testimonio".

LA VICTIMA APELARA LA CONDENA contra zarate
Ayer los familiares de la víctima y de Zárate (23) estuvieron presentes en la planta baja de los tribunales de Lomas de Zamora. A los pocos minutos, el jugador vestido con camisa blanca y pantalón negro, ingresó al recinto ante el silencio de las personas que estaban allí, entre ellas su madre, quien entonces comenzó a llorar.
En tanto, Giuliana se mostró conmovida y también lloró mientras estaba sentada junto a su abogada, Raquel Hermida Leyenda.
Tras la condena, tanto la familia de la joven como la de Zárate se mostraron aliviadas, aunque por motivos diferentes: en el caso de la primera por haber conseguido la condena y en el caso de la segunda porque el joven sigue libre.
Mientras Zárate era retirado de la sala escoltado por un par de policías, la joven se abrazó llorando con sus padres y con su abogada.
"Lo que esperábamos era realmente la detención porque la vida de Giuliana se detuvo hace tres años y medio y este hombre no estuvo ni media hora en una comisaría. Vamos a apelar la sentencia y vamos a insistir con la inmediata detención", expresó la letrada.
Por su parte, el jugador dijo que está "muy tranquilo" porque Dios lo "liberará de todo esto" y su abogado Gonzalo Falco, quien había pedido su absolución, afirmó que apelará el fallo del TOC 1.
En los alegatos, el fiscal del juicio Guillermo Morlacchi había requerido una condena de siete años y medio de prisión para el actual jugador de Temperley al considerarlo autor del delito de "abuso sexual agravado", mientras que la abogada de la víctima solicitó una pena de 12 años de encierro y la inmediata detención.
Para el fiscal Morlacchi, Zárate "no le dio derecho a que eligiera si la joven quería tener sexo con él" y tras el hecho "la víctima solo buscó justicia y nunca plata porque no es botinera".

ABUSADA AL LADO
DE SU NOVIO
Al comienzo del debate oral, la joven que denunció el abuso contó ante el tribunal que el 16 de marzo de 2014, ella llevaba dos años de relación "estable e ininterrumpida" con Benítez, y que éste fue quien esa madrugada la llevó al departamento de Zárate, en Brandsen 5980, de Wilde, para mantener relaciones sexuales.
La víctima recordó que mantuvo sexo con su novio en la habitación del compañero de cuarto de Zárate, "siempre con la puerta cerrada" y cuando no había nadie más presente en el departamento.
Luego de tener sexo, la chica recordó que se quedó dormida junto a Benítez, vestida solo con ropa interior y destapada ya que hacía calor cuando sintió que la "penetraban".
Según relató su abogada, "ella no recuerda cuando le corrieron la ropa interior pero sí que segundos después de la penetración escuchó que le decían al oído '¿vos te cuidás?'".
La joven dijo que cuando advirtió que no se trataba de su novio -que estaba recostado delante de ella pero mirando hacia la pared y dándole la espalda- comenzó a gritar "¡¿Qué hacés!?"
"Ella cuenta que forcejeó con Zárate y que comenzó a gritar más para que Benítez se despertara pero que éste parecía seguir durmiendo ya que no podía ver si tenía los ojos abiertos o no", continuó la abogada.
La víctima señaló que luego de que Zárate eyaculó, éste se fue de la habitación, tras lo cual ella gritó "¡me violaron!", "zamarreó" a Benítez y recién entonces éste se despertó.
Por su parte, Benítez dijo que alcanzó a ver a Zárate desnudo y que cuando su novia se fue el acusado le dijo 'yo la miré y ella se dejó'", precisó Hermida Leyenda.
Según la abogada, Benítez contó ante el tribunal que él le cree "a los dos" (por la joven y Zárate) y que después de que la víctima se fue del lugar del hecho él le envió mensajes de texto a su celular para "tranquilizarla".
Zarate anoche figuraba entre la lista de concentrados para el partido que Temperley finalmente disputó por la Superliga frente a Rosario Central. Sin embargo, en horas de la tarde fue desafectado de la concentración.
Por el momento, el club no se pronunció en forma oficial sobre la situación del jugador.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico