Aceptó tres meses de prisión por haber apedreado la comisaría de Sarmiento
El juez Alejandro Rosales analiza el pedido de homologación de un juicio abreviado contra Walter Xavier Hernández (27), quien está acusado de haber sido el autor del delito de daño agravado contra los ventanales de la comisaría de Sarmiento.

Las partes y el imputado acordaron que cumplirá la pena de tres meses de prisión efectiva. El juez informará el lunes si homologará el acuerdo entre la parte acusadora y la defensa. Hernández, mientras tanto, se encuentra detenido en la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia, cumpliendo una pena de cuatro años y cuatro meses por acumulación de causas judiciales.

En la audiencia, el Ministerio Publico Fiscal estuvo representado por el fiscal Herminio Gonzales Meneses y el imputado recibió el asesoramiento del abogado de la Defensa Publica, Gustavo Oyarzun.

Gonzales Meneses indicó ante el juez que junto a la defensa técnica del imputado, habían acordado la aplicación del procedimiento del juicio abreviado. Este acuerdo implica que el imputado admita los hechos descriptos en la acusación, reconozca su participación en los mismos y acepte la pena que se le impondrá.

En este contexto, Xavier Hernández respondió de manera afirmativa las preguntas del magistrado y manifestó su acuerdo para cumplir una pena de tres meses de prisión efectiva. Asimismo, se incluyó la declaración de reincidencia.

Así las cosas, Rosales dispuso un cuarto intermedio para analizar la seriedad y los alcances del acuerdo presentado por los representantes del Ministerio Público Fiscal y la Defensa Publica. Finalmente, convocó a las partes a una audiencia para el lunes 18 de febrero donde informará su resolución.

El incidente por el que está imputado Hernández ocurrió a las 5:35 del 5 de junio del año. Según la imputación de la Fiscalía, comenzó a arrojar piedras contra los ventanales de la comisaría ubicada en la avenida San Martín entre la avenida Ingeniero Coronel y calle Patagonia.

Los policías que estaban en la guardia escucharon el estallido de vidrios en el frente de la dependencia. Al salir observaron a Hernández que continuaba arrojando piedras. Su blanco, era la puerta de la dependencia policial. Fue detenido inmediatamente y la policía informó que constataron los daños en ambos ventanales del frente y en la puerta de ingreso a la comisaría.