Funcionarios del IDUV supervisaron la ampliación del Hospital de Caleta
Un sentimiento ambivalente embargaba al presidente del IDUV, Pablo Grasso, cuando ayer visitó el Hospital Zonal de esta ciudad para observar los trabajos de ampliación del Departamento Oncología. Expresó su satisfacción por el avance de la obra que demanda una inversión de 2,2 millones de pesos con aportes que provinieron del Fondo Federal Solidario, pero también manifestó su indignación porque Nación lo acaba de eliminar por Decreto.

Caleta Olivia (agencia)

Grasso arribó a media mañana acompañado por la directora para la Zona Norte del mismo organismo, María Ester Labado, con quien posteriormente viajó hacia Jaramillo para inaugurar la ampliación de un edificio escolar y luego a Las Heras para habilitar una extensión de red de agua y refacciones en el Registro Civil de esa misma localidad.

En el nosocomio caletense fueron recibidos por el director administrativo Juan Basiglio y el capataz de la empresa Arispe Construcciones que se adjudicó los trabajos que se ejecutan en la planta baja, entre dos alas del moderno edificio.

En ese lugar se instalará una Campana de Flujo Laminar y otros sofisticados equipos oncológicos, parte de los cuales fueron adquiridos con fondos logrados en campañas organizadas por la cooperadora hospitalaria.

REPLANTEAR

PRIORIDADES

Luego, en diálogo con la prensa, Grasso lamentó que el gobierno de Mauricio Macri continúe quitando beneficios a las provincias, sobre todo a las patagónicas.

La última restricción, por Decreto, fue el Fondo Federal Solidario, también llamado “fondo sojero” por las exportaciones de esa legumbre y al respecto dijo que “era uno de los aportes importantes que nos permitía ejecutar servicios básicos y elementales para las comunidades y ésta (la del Hospital) es una obra financiada a través del mismo”.

En ese contexto, indicó que las obras que ya están en marcha a través del IDUV se finalizaran, pero el negativo impacto que a futuro se vislumbra motivará que en el curso de los próximos días se reúna con el ministro de Economía, Ignacio Perincioli.

“Lógicamente, las preocupación que tenemos es grande y por ello veremos de aquí en adelante qué prioridades daremos a los recursos que estamos manejando porque no es solamente el fondo sojero el que nos afecta sino también el que deviene de la ley FONAVI ya que este último también sería recortado del presupuesto nacional del próximo año”, puntualizó.

Al mismo tiempo, criticó severamente al senador Eduardo Costa (Alianza Cambiemos) porque dijo que se ocupó de tramitar fondos para finalizar un Centro de Día en Río Turbio “cuando en realidad fue el IDUV el que se hizo cargo de los trabajos con 6 millones de pesos del tesoro provincial, y eso que se trataba de una de las tantas obras que Nación abandona en nuestra provincia”.

“Por el contrario –afirmó-, nosotros somos claros cuando informamos sobre el destino de los recursos para salud, educación o seguridad y cuáles son los valores que se destinan para cada objetivo”.

En cierta manera, esa era una respuesta dirigida a un vocal del Tribunal de Cuentas que representa a la UCR, Javier Stoessel, quien solicitó ese tipo de información aunque, según Grasso, lo hizo de manera “tendenciosa”.