La nafta volverá a subir en septiembre
Luego del nuevo aumento en los combustibles concretado el fin de semana, las petroleras prevén un nuevo incremento para septiembre próximo.

Luego del nuevo aumento en los combustibles concretado el fin de semana, las petroleras prevén un nuevo incremento para septiembre próximo aunque aún no se sabe el porcentaje. Así lo anunció el titular de la Cámara de Empresarios del Combustible, Raúl Castellanos, quien advirtió que estas variaciones ocurren porque en el mercado todavía “hay incertidumbre sobre cuál va a ser el punto de equilibrio” en el precio de los combustibles.

“Estamos ante una sucesión de aumentos sumamente grandes. Los combustibles aumentaron nueve veces en lo que va del año, con lo cual estamos marcando un récord y no hay que descartar nuevas subas”, advirtió Castellanos y justificó la escalada de la nafta (36,3 por ciento) y del gasoil (34,5) en el incremento que tuvieron los biocombustibles, el componente que las petroleras utilizan para la producción.

El motivo por el cual el empresario no descartó nuevas subas en los precios de los surtidores es porque, según su análisis, las compañías están “ante la incertidumbre y el desconocimiento de cuál va a ser el punto de equilibrio” que hará que los valores se calmen.

A esto le agregó que si bien “los precios debieran fluctuar según el valor del petróleo”, que en algunos casos está a la baja, la sucesiva escalada “del dólar hace que sea difícil” que llegue la calma, analizó por radio La Red.

“Algunas compañías dicen que el precio todavía está atrasado y hay otras que dicen que ya existe un equilibrio. No sabría decir quién tiene la razón”, lanzó el empresario, quien prefirió tomar distancia. Según él, “lo que necesitamos es que los precios acompañen la inflación y que no bajen los volúmenes de venta”.

Al respecto, advirtió que “uno de los problemas” que enfrenta el sector son “los costos elevados de las estaciones de servicio, que hacen que para ser sustentables deban tener volúmenes de venta muy importantes”. En este contexto, advirtió: “las estaciones chicas no tienen posibilidad de subsistir y están cerrando”.