Le dictan 15 días de preventiva a un sujeto que le puso el cuchillo a una comerciante en el cuello
El sábado se llevó adelante una audiencia de control de detención donde el Ministerio Público Fiscal de Trelew, a través del fiscal general Fabián Moyano, expuso sobre un hecho registrado en un comercio ubicado en calle Simón de Alcazaba de esa ciudad del Valle, donde se imputa a una persona haber intentado un robo con utilización de un cuchillo.

De acuerdo al relato durante la presentación de la imputación, el fiscal indicó que el 10 de agosto, cerca de las 9, un individuo se abalanzó sobre la propietaria de un comercio, quien justamente se encontraba abriendo la puerta para acceder al local. El agresor la tomó por el cuello y le apoyó un cuchillo para obligarla a ingresar y una vez adentro cerró con llave exigiendo dinero. Casualmente pasaba un patrullero con varios efectivos que pudieron observar el episodio y llegaron hasta el sitio abriendo la puerta con una patada, procediendo a su detención.

En las respectivas actuaciones realizadas, la víctima contó que al bajar de su vehículo vio a esta persona queriendo forzar un portón vecino, por lo que intentó entrar rápidamente a su local, pero fue abordada mientras lo intentaba. También cuando se estaba realizando el procedimiento, se acercó un vecino que tiene una panadería cercana y señaló que el mismo imputado había ingresado minutos antes en su comercio con un cuchillo en la mano y amenazando a sus empleadas, pero huyó sin poder concretar el robo. Esto quedó registrado en las cámaras de seguridad y según pudo establecer, se trata de la misma persona.

En consecuencia, el fiscal Moyano precisó que paralelamente se iniciará una investigación por otro hecho de robo tentado. A la vez calificó lo ocurrido como robo con arma en grado de tentativa, artículos 166, 42 y 45 del código penal, y si bien no tiene antecedentes penales y la pena podría ser menor a los tres años, igual pidió la prisión preventiva, debido a lo que resta investigar y a las características graves de lo sucedido.

La defensa se opuso a la posibilidad de prisión, teniendo en cuenta las normas que indican sobre la ausencia de antecedentes y la pena en expectativa, pero la jueza Mirta Moreno acordó con los argumentos de la fiscalía y consideró la gravedad del hecho, efectuado además con suma violencia, por lo que las medidas sustitutivas no atenuarían los riesgos de fuga y entorpecimiento. Por lo tanto resolvió la prisión preventiva por el término de 15 días, lapso en que el Ministerio Público Fiscal deberá profundizar la investigación y colectar los elementos necesarios respecto de los hechos en cuestión.