Olvidaron dónde estacionaron el auto y lo denunciaron como robado
Un gran despliegue policial y de medios periodísticos se produjo a mediodía de ayer en esta ciudad por lo que en un principio se pensó que se estaba ante el robo de un automóvil en la vía pública.

Caleta Olivia (agencia)

Para colmo, los acontecimientos que se extendieron por 30 minutos generaron una gran expectativa en miles de vecinos ya que el canal de televisión local y equipos móviles de dos emisoras radiales transmitían en directo las alternativas.

Fue un matrimonio de Pico Truncado el protagonista de la emergencia, integrado por Guillermo Reddy y Griselda Gaboto, quienes alertaron a una comisión policial de que habían sido víctimas de la sustracción de un flamante auto VW Gol Trend de color plata, dominio AC900DZ. De manera apresurada, contaron que lo habían dejado estacionado en la calle Lavalle, donde se encuentra la sucursal de Hipertehuelche y que luego de realizar un trámite pensaban dirigirse a la sucursal de la entidad bancaria.

Reddy es un pequeño contratista de la petrolera Sinopec y tenía previsto depositar una suma de dinero destinada al pago de sus operarios, la cual había dejado dentro del auto.

Cuando ambos retornaron al sitio donde creían haberlo dejado estacionado, no lo encontraron y rápidamente caminaron en dirección a la Comisaría Seccional Primera pero antes de llegar se cruzaron con los ocupantes de un patrullero que se detuvo en la esquina del Correo Argentino y les relataron lo sucedido, casualmente en circunstancias en que un equipo de la televisión local también pasaba por ese lugar.

La mujer también relató que lo habían comprado hace pocos días en Pico Truncado a integrantes de una familia de la colectividad zíngara y habían tenido un problema.

Si bien no precisó de qué se trataba, dijo que el día anterior alguien le había pintado una franja negra en la luneta, lo que les causó algo de temor y pensaron que era una advertencia.

Un oficial les pidió que lo acompañaran hasta la dependencia y cuando estaban radicando la denuncia formal, les informaron que el personal de uno de los patrulleros que buscaban el auto por distintas zonas de la ciudad, lo había hallado en la misma calle Lavalle, frente a Hipertehuelche, a solo 20 metros del lugar donde creían haberlo dejado estacionado.

Al matrimonio les volvió el alma al cuerpo y se entremezclaron los pedidos de disculpas y agradecimiento hacia la policía, constatándose además que el Gold Trend siempre estuvo en ese lugar y que nadie le abrió las puertas ya que el dinero para el pago de sueldos estaba en el interior, quedando todo como una anécdota de cuyo desenlace estuvo pendiente gran parte de la comunidad en tiempo real.