El Gobierno comenzará a cobrar entrada en los museos nacionales
Tras el pase a secretaría del Ministerio de Cultura, hoy se publicó en el Boletín Oficial una resolución que autoriza a establecer "un régimen de tarifas y aranceles para los museos nacionales", que hasta hoy eran completamente gratuitos. Bellas Artes será el pionero: cobrará 100 pesos para acceder a una muestra del pintor británico Joseph Mallord William Turne.

Hoy se publicó en el Boletín Oficial una resolución que autoriza “la implantación de un régimen de tarifas y aranceles para los museos nacionales, destinado a contribuir a la adquisición de obras artísticas, históricas o científicas y a la conservación, ampliación, equipamiento, refacción y modernización de los edificios y recintos en que funcionan”.

Lo que significa es que se permite que los establecimientos cobren entrada por primera vez en más de veinte años. El mismo decreto establece que el inicio de esa modalidad será en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), que del 25 de septiembre hasta el 17 de febrero de 2019 realizará una muestra del pintor británico Joseph Mallord William Turner por un valor de 100 pesos por persona, según el texto.

Según la resolución, la número 1082/2018, “el régimen de tarifas y aranceles consistirá en la fijación de derechos que serán abonados por el público concurrente, en concepto de ingreso a esos establecimientos”. De todos modos, según se aclara, “la entrada a los museos nacionales será gratuita para los alumnos y docentes de los establecimientos educacionales oficiales y privados de nivel primario, secundario, especial, técnico y universitario cuando concurran en delegación debidamente acreditada; siendo también gratuito el acceso a los museos, para el público en general, por lo menos un día por semana”.

El gobierno se había vanagloriado, el año pasado, de haber fijado la gratuidad de los museos nacionales tras reemplazar una resolución dictada por el exsecretario de cultura Jorge Coscia, que establecía el valor de la entrada en 5 pesos, aunque en la práctica seguían siendo gratuitos (se cobraba una “bono contribución” en determinadas muestras, pero no era obligatorio pagar). En el decreto publicado hoy todavía se hace referencia a la “Secretaría de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura”, cuando ya ni una es secretaría ni el otro ministerio.