El jefe de la Armada explicó el protocolo de búsqueda
La presencia del buque de Ocean Infinity a Comodoro Rivadavia también motivó la llegada de altos oficiales de la Armada Argentina, incluyendo la del propio jefe del Estado Mayor de esa fuerza, vicealmirante José Luis Millán, quien ayer por la mañana se desplazó hasta Caleta Olivia para realizar una visita protocolar a la jueza federal de esta ciudad, Marta Yáñez.

Caleta Olivia (agencia)

Millán, quien el 20 de diciembre de 2017 reemplazó en el cargo a Marcelo Srur, destituido por el ministro de Defensa Oscar Aguad a causa de la tragedia del submarino ARA San Juan y de posteriores internas en la fuerza, llegó al edificio del Juzgado Federal alrededor de las 9.30 y luego de permanecer reunido con la magistrada se retiró una hora después sin formular declaraciones.

Antes que él había arribado el contralmirante David Fabián Burden, director general de Material, aunque el mismo centró su actividad en una reunión paralela que mantuvo con uno de los secretarios de la jueza, Miguel Biscardi.

Yáñez informó a El Patagónico que la visita de Millán fue de orden protocolar y que el mismo la impuso sobre el manual de procedimientos que tendrá el buque “Seabed Constructor” para hallar al submarino.

Explicó que ello se debe a que dentro de la causa principal que se ventila en este juzgado existe un capítulo vinculado específicamente a la localización del sumergible búsqueda y en ese marco se intercambia información constante con la Armada, como datos puntuales sobre la contratación directa que se hizo con la empresa naviera Ocean Infinity.

Por otro lado, reveló que se aprestaba a librar un oficio destinado al capitán del “Seabed Constructor” para que mantenga constantemente informado del operativo en altamar tanto al Juzgado Federal como a la Armada, es decir que tendrá la obligación de remitir los partes de todas las circunstancias que se registren.

PODRIA ESTAR FRENTE A LA PENINSULA VALDES

Al ser consultada si el vicealmirante Millán le había expresado tener confianza de que esta vez se hallará al ARA San Juan, dijo que “todos tenemos esa esperanza, pero también hay que tener en cuenta que tenemos una plataforma submarina muy extensa y con muchos cañadones”.

“Sabemos que contamos con la máxima tecnología privada que se dispone en el mundo, como los AUV de este navío que harán un gran barrido y buscarán en diferentes áreas, ya sea en el punto que denominamos uno donde se registró la explosión hidroacústica y también en otros sitios que la empresa considere de interés a medida que vaya realizando el relevamiento”, puntualizó.

Yáñez recordó que Ocean Infinity dispone de información de barridos previos que realizaron los buques de la Armada, en tanto que el Juzgado Federal de Caleta igualmente aportó determinadas coordenadas para que se verifiquen.

Al momento de ser entrevistada por este medio, la magistrada no disponía del sitio preciso, pero admitió que el lugar está ubicado casi frente a la Península Valdés donde, en base a declaraciones testimoniales, varios sonaristas de buques de guerra captaron golpes provenientes de las profundidades, supuestamente realizados contra un casco metálico y a pocos días de la desaparición de submarino.