Tagliapietra cuestionó que la causa judicial por el submarino se encuentra estancada
El letrado criticó el avance de la causa penal que instruye la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, por la que se investiga la desa-parición del submarino ARA San Juan y de sus 44 tripulantes. A su criterio, dicha causa se encuentra "estancada". Citó además que la magistrada aún no hizo lugar al pedido de varias medidas de prueba y citación de testigos clave. Por otra parte reveló que se embarcará en calidad de veedor en el buque de la empresa estadounidense Ocean Infinity contratada para reiniciar la búsqueda del sumergible desaparecido hace nueve meses después de haber mantenido su última comunicación frente a las costas del golfo San Jorge.

Caleta Olivia (agencia)

Luis Tagliapietra es uno de los principales abogados querellantes en la causa caratulada como “averiguación de ilícito” que se inició a pocos días de la desaparición del navío -15 de noviembre de 2017- y además es el padre de uno de los tripulantes desparecidos, el teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra.

El proceso judicial aún se encuentra en la etapa de declaraciones testimoniales de la cual ya participaron 50 personas, mayoritariamente personal en actividad y retirado de la Armada Argentina y aún resta que brinden testimonio otras catorce, por lo que a este ritmo es probable que las indagatorias recién comiencen en septiembre u octubre.

Hace varias semanas que Tagliapietra no viene a Caleta Olivia, ya que estuvo acompañando a otros familiares de submarinistas desaparecidos en los 52 días de acampe que hicieron en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, el cual se levantó el jueves último luego de que el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, firmara la autorización del contrato con la empresa norteamericana Ocean Infinity.

Además, constantemente Tagliapietra tuvo que asistir a reuniones convocadas por la Bicameral del Congreso de la Nación, que investiga responsabilidades instituciones del caso, por lo cual se asoció y delegó en la abogada comodorense Sonia Kreischer la responsabilidad de asistencia a las audiencias que celebran en el Juzgado Federal de Caleta Olivia.

PRIORIDADES

“Nosotros particularmente reiteramos el pedido de varias medida de prueba y en ese contexto incluimos un pedido básico e importantísimo”, indicó Tagliapietra. Ese pedido consiste en que se cite a Rubén Darío Espínola, un suboficial experto en comunicaciones de la Armada.

El mismo ya expuso ante los miembros de la Bicameral y dijo haber escuchado tres intentos de comunicación emitidos desde el submarino alrededor de las 14:18 del 15 de noviembre, es decir alrededor de tres horas después de que se lo dio como desaparecido al registrarse un “evento hidroacúsico”.

Algunos de esos pedidos al Juzgado Federal datan de 2 de febrero y aún no se les dio curso. Incluso como querellantes solicitan que se lleven adelante pericias sobre supuestos sonidos de otro submarino o dron submarino que estuvo en el área de búsqueda situada frente a la Península Valdés donde también los sonaristas de buques de la Armada (entre ellos los de la corbeta Spiro) aseguran haber escuchado golpes realizados contra un elemento metálico en las profundidades.

“Queremos que la jueza verifique esos datos o que tome cualquier otra medida pertinente, pero nada a ocurrido porque la no las ha tenido en consideración”, dijo el abogado, lo cual lo llevó a considerar que la causa estaba estancada.

Tagliapietra recordó luego que si bien fueron citados y comparecieron testigos de otras situaciones, como el caso de quienes trabajaron en el programa de reparaciones de media vida del submarino -algo que contribuye a las investigaciones del caso-, el abogado entiende que deberían haber tenido prioridad las pericias urgentes que reclamaban como querellantes.

SE EMBARCA EN EL

BUQUE INFINITY

El letrado confirmó que junto a otros familiares de los submarinistas desaparecidos se embarcará en calidad de veedor en el buque de la empresa estadounidense Ocean Inifinity, que se adjudicó la licitación para reiniciar la búsqueda del San Juan, luego del primer y frustrado concurso internacional que fue impugnado.

Fue el jefe de Gabinete de Ministros, Macos Peña Braun, quien firmó el jueves por la tarde la autorización del contrato que ya había sido avalado por el Ministerio de Defensa y por ello los familiares de los tripulantes levantaron en acampe de 52 días en la Plaza de Mayo.

Dijo que ello les renovó las esperanzas de que se pueda hallar la nave ya que Infinty tiene una gran experiencia internacional y el buque de 110 metros de eslora dispone de un helicóptero y varios equipos sumergibles de alta tecnología.

Tagliapietra estima que en dos semanas comenzarán las operaciones y legamente solo hay que esperar tres días hábiles por si se registra la presentación de impugnaciones al contrato, algo que cree que seguramente no ocurrirá. Mientras tanto, el tiempo estimado de búsqueda contempla un período inicial de 60 días, el cual podrá renovarse.