Denunció que tres policías intentaron ahorcarlo en una celda de Mosconi

La fiscal Camila Banfi junto al jefe del Ministerio Público, Juan Carlos Caperochipi, investigan la denuncia de un joven de 18 años que desde el viernes a la tarde permanecía detenido por un hurto en la Seccional de Kilómetro 3. Debió ser hospitalizado esa noche porque según la policía intentó quitarse la vida ahorcándose. En el hospital frente a la fiscal, los médicos y una defensora, denunció que lo quisieron matar tres policías: "uno alto, uno gordito y uno pelado", describió. Relató que le pegaron y luego lo colgaron con su propia campera. El incidente se produjo en la misma celda en la que el 10 de diciembre de 2015 apareció ahorcado Lucas Fuentes.

La fiscal Camila Banfi y el jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi trabajan en una denuncia contra tres efectivos policiales de la Comisaría Mosconi. Un joven de 18 años que ingresó detenido el viernes a la tarde por un hurto en la sucursal de Hipertehuelche de Kilómetro 3 denunció que tres policías, "uno alto, uno gordito y uno pelado", lo golpearon y después lo quisieron ahorcar con su propia campera en una celda.
El joven fue encontrado en el calabozo por otros tres policías que escucharon ruidos y se acercaron. Cuando fueron a verlo, estaba asfixiándose. Colgaba de su campera en una celda sin energía eléctrica, la misma en la que el 10 de diciembre del año pasado otro detenido, Lucas Fuentes, fue hallado sin vida con signos de ahorcamiento.
La primera en dar la novedad a la fiscal Camila Banfi fue la juez Daniela Arcuri, quien estaba de turno. Sucedió pasadas las 23 del viernes. El joven ya había ingresado al Hospital Regional donde fue atendido por un médico y un psicólogo.
Es que cuando la fiscal llegó a la comisaría, según la información recabada por El Patagónico, un oficial jefe de la seccional le informó que el joven había intentado ahorcarse.
Entonces la fiscal se dirigió a ver al detenido al hospital y allí frente a los médicos el joven se quebró y dijo que él no había intentado quitarse la vida sino que tres policías, "uno gordito, uno alto y uno pelado" lo habían querido ahorcar después de golpearlo en la celda.
Banfi le tomó la denuncia espontánea e informó a la juez Arcuri, que se mantuvo en contacto durante todo el procedimiento. De esa manera, por la magnitud de la denuncia, la fiscal se constituyó nuevamente en la comisaría y secuestró la campera del joven que estaba en la mencionada celda que carece de energía eléctrica.
La representante del Ministerio Público requirió a la Unidad Regional de Policía que todo el turno de la comisaría saliera de la dependencia para poder trabajar en la inspección ocular que se llevó a cabo con la Policía Científica y la Brigada de Investigaciones.
Mientras tanto, los médicos constataron golpes en las piernas y en el rostro del denunciante, quien una vez que recuperó el alta amplió la denuncia ante la fiscal con el objetivo de que "a nadie más le pase lo mismo".
El joven dijo que nunca hubiese tomado la decisión de quitarse la vida porque es padre de un niño. Además, según las fuentes consultadas, el denunciante no tiene antecedentes.

TRASLADO INMEDIATO
Se entrevistó a tres policías que fueron los que lo encontraron al joven y le dieron asistencia para hospitalizarlos. Según el denunciante, estos lo habían tratado bien.
Asimismo, las características que aporta en la denuncia sobre los policías que dice que lo atacaron coinciden con algunos de los efectivos policiales que estaban en el lugar, indicaron fuentes judiciales.
Ahora la fiscal Banfi –que estaba de turno– le pasará la causa al fiscal Martín Cárcamo que está al frente de la agencia del Ministerio Público que investiga este tipo de denuncias contra personal policial.
Anoche el fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi, se reunió con la jefatura de la Unidad Regional. Según se conoció, en la reunión se informó que por disposición de la jefatura de la Policía del Chubut, se determinó el traslado de uno de los oficiales jefe de la Comisaría Mosconi a Rawson.
La defensora pública Cristina Sadino se constituyó como asesora del denunciante y ahora la Fiscalía trata de identificar a los tres policías que según la denuncia dejaron colgado del cuello con su propia campera al detenido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico