Obras Sanitarias: balearon a un afiliado opositor y sus compañeros montaron un piquete frente a la sede del gremio

En la mañana de ayer, según testigos, Carlos Alberto Neira había protagonizado una pelea a golpes de puño con un delegado de la conducción de José Santiago. En la tarde, alrededor de las 15, Neira fue interceptado a varias cuadras de la sede del gremio, ubicada en Kennedy al 3.400 y le asestaron tres disparos. Sus compañeros de la lista opositora a la actual conducción quemaron cubiertas frente al sindicato y culparon del ataque al secretario general y a los integrantes de la comisión directiva.

Los conflictos internos en Obras Sanitarias han tenido varios capítulos en Comodoro Rivadavia, dejando incluso a la población como rehén en ocasión de la toma de la planta de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada de barrio Industrial, entre otros incidentes.
Las elecciones gremiales como eje de una nueva disputa, amparada en el crecimiento de un sector "disidente" dispuesto a pelear en las urnas la conducción de más de tres décadas de José Santiago, sumó ayer un nuevo episodio que deja en evidencia el tenor y alcance de las diferencias.
Esta vez todo comenzó con el encuentro inesperado de un referente del oficialismo y otro de la oposición en instalaciones de la clínica EMEC, en el barrio Pueyrredón. José Luis Ogas, integrante de la conducción gremial y Carlos Alberto Neira, del sector disidente, coincidieron en la sala de espera del lugar ayer sobre las 8:30. El mero cruce fue provocación suficiente para que entre ambos comenzara un escarceo plagado de insultos y amenazas, cuyo voltaje en ascenso determinó que fueran desalojados del lugar, según testigos. Claro que el haber sido echados por desorden evidente, no bastó para que primara el sentido común, sino que intercambiaron golpes en plena vereda.
En eso estaban ambos, Ogas ya tendido en el suelo y con una herida de consideración en el cuero cabelludo, cuando llegaron los efectivos de la Seccional Tercera para calmar los ánimos. Ninguno de los dos protagonistas quiso radicar la denuncia del caso. "Son problemas personales y lo vamos a resolver como machos", habrían justificado.

PRESUNTA VENGANZA
En la tarde Neira sufrió un ataque armado y la lista opositora a Santiago presume que fue en venganza por el incidente ocurrido durante la mañana.
El integrante de la lista disidente, de 38 años, recibió tres disparos en sus piernas y tuvo que ser hospitalizado. Existen versiones cruzadas por el episodio, y el Ministerio Público Fiscal investiga el ataque armado.
Según la policía de la Seccional Quinta, que le tomó entrevista a la víctima, el ataque se registró a las 15 en inmediaciones de las calles Mariano Rodríguez y Juan Manuel de Rosas, en el barrio Juan XXIII, a pocas cuadras de la sede del Sindicato de Obras Sanitarias.
Según Neira se le acercó un individuo que desconoce y le efectuó seis disparos de los cuales tres dieron en sus piernas. El hombre se subió a su auto y se dirigió al sindicato situado sobre Kennedy 3441, casi Congreso, donde alertó sobre sus heridas al policía que efectuaba servicio adicional.
Una ambulancia trasladó a Neira hasta el Hospital Regional, donde anoche continuaba internado. La policía precisó que está fuera de peligro.
En tanto, Gerardo Barrientos, candidato a secretario adjunto por la opositora lista celeste y blanca, brindó otra versión. Aseguró a este diario que Neira fue herido en la puerta del sindicato cuando estaba junto a su hijo de 7 años.
Frente al grave episodio se reunieron unos cuarenta trabajadores de la lista opositora frente a la sede gremial y quemaron cubiertas en reclamo ante lo sucedido. En tanto, unos veinte policías custodiaban el edificio y a los empleados administrativos que estaban en el interior.
Los afiliados disidentes pedían "que se vaya José Santiago" de la conducción del sindicato. Al cierre de esta edición, la policía dejó una guardia mínima en el edificio sindical.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico