Comodoro Rivadavia ha vivido una década de crecimiento atada al precio del petróleo

Han sido más de diez años de crecimiento para la ciudad, en sintonía con el precio del petróleo. Sin embargo, ha tenido vaivenes por el valor internacional del crudo, lo que significa una debilidad para una economía atada a este commodity.

 En este año de recambio gubernamental y en el marco del tránsito y las tensiones hacia un mundo multipolar, cuyo impacto más destacado últimamente es la baja de los precios de los commodities como la soja y el petróleo, muestra la vulnerabilidad de Comodoro Rivadavia ante estos vaivenes luego de vivir en el marco de un crecimiento económico muy alto entre 2003 y 2013.

El economista César Herrera repasó algunos de los indicadores que reflejan ese crecimiento, aunque concluye que ha sido un crecimiento sin desarrollo. Fundamentalmente la baja del precio del petróleo impacta en las provincias extractoras de hidrocarburos y en especial en Comodoro, lo que actualmente pone en alerta al Gobierno provincial para evitar una situación similar a la de 1989.

¿En qué aspectos ha crecido Comodoro? El primer botón de muestra es el crecimiento poblacional medido en el censo 2010. Si bien ha dejado muchas dudas, determinó que habitan 182.631 habitantes en el aglomerado conformado por Comodoro (173.300 habitantes) y la ciudad de Rada Tilly (9.331 habitantes, cuya fundación data del 24 de julio de 1948) y representa el 36,0% de la población de la provincia.

Herrera apunta que la cantidad de viviendas relevadas alcanza las 62.616 en el aglomerado. Un media de habitantes por vivienda ajustada a 3,63. “Corroborando este guarismo con la cantidad de medidores de usuarios residenciales, que ascendían a 51.395, y estimando a partir del consumo promedio la cantidad de hogares, obtenemos una cifra aproximada a los 65.000 hogares. Multiplicada por el indicador anterior, nos permite estimar en cerca de 240.000 los habitantes de la ciudad”, afirma el economista.

“El crecimiento del nivel de vida o crecimiento económico es innegable en nuestra ciudad durante el período analizado 2004 a 2010, tanto que analizando el producto bruto geográfico por ciudades, la generación de valor agregado de nuestra ciudad alcanza al 50% del total de las principales ciudades de la provincia”, describe. Asimismo, la rama que más remunera a los factores de la producción es la construcción (tanto pública como privada).

En el año anterior el análisis comparativo muestra un desaceleramiento de la actividad durante 2014, producto del cambio de expectativas y de la baja de la obra pública en un año sin elecciones.

A partir del Indicador de demanda laboral que registró una disminución del 3,87% al inicio del año, se terminó de expresar en un aumento de la tasa de desempleo en el cuarto trimestre de 2014, según el relevamiento de la EPH INDEC, efecto de la baja abrupta del precio del petróleo a nivel internacional y su extensión rápida a nivel de decisiones de empleo en lo local, cambiando el signo de la serie donde en todos los casos la desocupación era menor que el total de la Patagonia.

Además de las remuneraciones de los sectores ligados a la extracción de hidrocarburos (Petroleros Privados y Petroleros Jerárquicos) y de aquellos que conforman los empleos de servicios asociados a la explotación (principalmente Camioneros y Construcción), al mes de marzo de 2014, sólo cuatro ramas de actividad superan el promedio de remuneraciones: Explotación de minas y canteras, Industria Manufacturera, Electricidad, gas y agua e Intermediación financiera y otros servicios. El resto está muy por debajo.

“No hay información precisa sobre el empleo público, aunque por la publicación global de sueldos provinciales están por debajo del promedio y los municipales en Comodoro Rivadavia por sobre el salario bruto privado que alcanza a $15.802 y en una estimación lineal (no se cuenta con el impacto del Impuesto a las Ganancias de personas físicas) nos sitúa en $12.641 el salario de bolsillo”, describe Herrera.

El salario bruto y neto son muy superiores a la media nacional y con un promedio menor para los trabajadores que se encuentran incluidos en el sector de servicios en la economía, y para verificar su poder de compra (salario real) deben ser contrastados con la evolución de la canasta familiar en el año 2014 en el aglomerado Comodoro Rivadavia y Rada Tilly siguiendo la metodología del INDEC, que define los tipos de hogares.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico