Cooperativistas temen perder puestos laborales

Alrededor de cuarenta trabajadoras y trabajadoras de cooperativas que dependen de la municipalidad de Caleta Olivia no habrían “calificado” para ser integrados al programa nacional “Potenciar Trabajo” al que adhirió el gobierno provincial y consecuentemente la comuna , por lo cual tienen temor de quedar desocupados.

La prueba evidente es que no les depositaron en sus cuentas bancarias las exiguas remuneraciones del mes de octubre, algo que no ocurrió con otros centenares de operarias y operarios que desempeñan tareas de barrido y limpieza de calles, forestación y maestranza en diversas dependencias.

Los fondos para el pago de ese tipo de tareas provenían de Provincia, pero ahora ya habrían comenzados a ser aportados por Nación, aunque por alguna razón el grupo de referencia quedó afuera de esa transferencia de responsabilidades.

Natalia Marini, referente de los manifestantes, comentó a El Patagónico que hace pocas semanas los cooperativistas fueron contactados telefónicamente y de manera individual desde Río Gallegos por gente un organismo provincial que les solicitó datos personales a modo de encuesta..

De manera burda, aseguró, les hicieron saber que si eran propietarios de bienes materiales, como ser automóviles y motocicletas, serían excluidos del “Potenciar Trabajo” que incluso otorga una remuneración mensual de unos 9.400 pesos, inferior a la que venían percibiendo a través del municipio que llegaba a 9.800.

Además, resaltó que el propio intendente Fernando Cotillo, a través de funcionarios intermediarios, les hizo saber que no tenía conocimiento del problema, pero la semana pasada -según dichos de la vocero- llegó a decir irónicamente que algunos cooperativistas poseían bienes suntuosos como ser departamentos e incluso embarcaciones deportivas.

Fue por ello que en mañana de este jueves se concentraron en la Plaza 20 de Noviembre y de allí se dirigieron al edificio central del municipio para solicitar una audiencia con el intendente.

Marini dijo fueron recibidos por Martín Godoy, uno de los secretarios de Cotillo, quien lles aseguró que ningún cooperativista había sido dado de baja pero no pudo explicar por qué al grupo de aproximadamente cuarenta no les pagaron las remuneraciones de octubre.

Lo único positivo de ese dialogo fue que el secretario de comprometió a coordinar una audiencia con el jefe comunal que estimativamente se concretaría el miércoles de la semana venidera, en tanto ellos continuarán con sus ocupaciones habituales para que no se los acuse de haberlas abandonado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico