Descartan que las imágenes detectadas a casi 500 metros de profundidad sean del submarino

El indicio registrado el jueves por el buque oceanográfico argentino Víctor Angelescu, a 477 metros de profundidad, no proviene de la nave perdida. Así lo determinó ayer un análisis del minisubmarino ruso no tripulado Pantera Plus tras sumergirse para realizar una verificación.

El minisubmarino ruso Pantera Plus chequeará en las próximas horas otros tres “contactos” detectados en aguas del Atlántico Sur, luego de que se descartó ayer que un primer indicio, localizado a 477 metros de profundidad, corresponda al submarino ARA “San Juan”, desaparecido hace 18 días con 44 tripulantes a bordo.

El vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi, en una segunda rueda de prensa del día, ayer por la tarde, precisó que los tres “contactos” están a 700, 800 y 900 metros de profundidad y serán inspeccionados por el ROV ruso Panter Plus, embarcado en el aviso ARA “Islas Malvinas” y chequeados en la Base Naval de Puerto Belgrano.

El Gobierno nacional, en tanto, reiteró que seguirá “hasta el final” la búsqueda de la nave e irá a fondo “con todas las investigaciones que hagan falta para saber qué fue lo que pasó”, con el sumergible, expresó desde Washington, donde realiza una visita, el jefe de Gabinete Marcos Peña.

Balbi leyó un nuevo parte ayer por la tarde, en el que precisó: “el contacto detectado el 30 de noviembre con ecosonda multihaz por el buque ‘Víctor Angelescu’ del Ministerio de Agroindustria, fue verificado visualmente mediante el ROV ruso Panter Plus embarcado en el Aviso ARA ‘Islas Malvinas’, arrojando un resultado negativo por no corresponderse con el submarino”.

Las imágenes fueron inspeccionadas “entre las 9 y 13 horas del día de hoy (ayer), en posición 46°24.5’ Sur y 60°11.7’ Oeste a una profundidad de 477 metros, siendo de forma alargada, con arrumbamiento norte-sur, de aproximadamente 62 metros de longitud y 13 metros de altura”.

Agregó que luego del análisis de las imágenes, se estableció que el contacto en cuestión “no se corresponde con el casco del Submarino ARA San Juan”.

Para la Armada “desde un inicio, este dato no parecía coherente con la cinemática del submarino, ya que se encontraba a 27 km al sudoeste (SW) de su última posición informada”.

Balbi lamentó: “la apresurada difusión e interpretación de las imágenes obtenidas, sin ser antes contrastadas con otros sensores, y sin el riguroso análisis del Centro Coordinador SAR en Puerto Belgrano, hayan despertado lógicas expectativas en los familiares y en la sociedad toda, teniendo que enfrentar ahora una nueva frustración”.

Finalmente subrayó: “mantenemos el compromiso de informar, siempre con la verdad y transparencia, todo dato verificado, privilegiando el previo conocimiento de los familiares de nuestros 44 camaradas”.

Asimismo, Balbi confirmó que las operaciones continuarán hoy, con el análisis de los tres “contactos” que falta verificar, en la Base Naval Puerto Belgrano, con personal del Reino Unido y Rusia, “en función de las distancias, la profundidad y la clasificación de la información respectiva” y subrayó: “nada debe quedar en el azar”.

Ratificó, además, que el área de rastrillaje en las aguas del Atlántico Sur, a la altura del golfo San Jorge, “fue cubierta en un ciento por ciento” y agregó que las unidades que operan en la zona están realizando “un segundo barrido”.

Confirmó además que el “Angelescu”, de la Secretaría de Agricultura, está regresando a Puerto Madryn y explicó que en estos 17 días las distintas unidades volvieron a puerto, como el de Comodoro Rivadavia, para abastecerse y reanudar la búsqueda.

Por la mañana Balbi, en un primer informe, mencionó el estudio de una “imagen deformada”, a 477 metros de profundidad, aunque aclaró: “es muy imprecisa y difícil de interpretar”, si bien sus palabras crearon una lógica expectativa.

Además ratificó que cesó el operativo de búsqueda y rescate el 30 de noviembre porque los datos propios, y los provenientes de otros países y agencias, civiles y militares, llegaron a la conclusión que “el ambiente extremo, el tiempo transcurrido y la falta de cualquier evidencia, impiden sostener un escenario compatible con la vida humana”.

En tanto los familiares de los 44 tripulantes anunciaron que hoy estarán presentes con una marcha durante el Ironman Mar del Plata, la prueba de triatlón más exigente del mundo, que se realizará en las calles céntricas de la ciudad.

Marcela Moyano, esposa de Hernán Rodríguez, maquinista del submarino, adelantó a Télam que en la “marcha-caminata queremos solicitarle al Gobierno nacional y, por medio de ellos, a la Armada Argentina que continúe con la búsqueda y rescate de nuestros héroes”.

Además los familiares rechazaron la posibilidad de que el Gobierno declare un duelo nacional.

Marcela Fernández, esposa del suboficial Alfredo Sánchez, dijo a Télam en las puertas de la base naval de Mar del Plata: “no vamos a admitir ningún duelo porque tenemos fe y tiene que seguir la búsqueda. Por eso, pedimos también que se haga presente el presidente Mauricio Macri”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico