El Municipio acompañó al comedor Rayito de sol

La institución solidaria recibe donaciones de regalos en la plaza de la escuela 83 y desde la Municipalidad colaboraron con la causa.

Este martes por la tarde, el secretario de Coordinación de Gabinete, Gustavo Fita, junto a la subsecretaria de Relaciones Institucionales, Belén Lorenzo; y el subsecretario de Comunicación, Christian Blotta, se acercaron a la plaza de la Escuela N° 83 en donde se llevó adelante la campaña de donación de juguetes, a fin de colaborar con la misma y llegar en este Día de Reyes a los más de 150 niños que atiende el comedor.

En ese sentido, Fita destacó que "el Municipio habitualmente realiza este tipo de acciones y es muy relevante para nosotros poder llegar con este tipo de ayuda porque no hay nada más importante que ver la sonrisa de un niño".

Sobre la colecta, el funcionario comentó que “como siempre nos pide el intendente, para nosotros es fundamental ver a los chicos de los barrios felices. Esto es algo que salió de manera inesperada, con esta maratón para juntar juguetes. Eso es lo que proponemos desde el Municipio: actividades que generen una mejor calidad de vida para los vecinos de la ciudad”.

El secretario hizo hincapié en que “este fue un año difícil para muchas familias. Hay una necesidad muy importante en cada barrio y lo hemos visto con el crecimiento de las ayudas alimentarias que brindamos desde el Municipio. La pandemia nos deja un saldo pendiente, pero con la ayuda de personas como estas, que hacen cosas de manera voluntaria, vamos a tratar de salir pronto de esta situación”.

AYUDA DESDE LA MUNICIPALIDAD

Por su parte, la encargada del comedor Rayito de Sol, Susana Procop, agradeció la ayuda recibida por parte del Ejecutivo y resaltó que “esta es una actividad que venimos haciendo desde el año pasado y ahora quisimos hacer esta maratón de 24 horas recibiendo las donaciones”.

“Estamos muy felices. Queremos agradecer a todas las personas que se acercan y al Municipio que nos acompaña constantemente también”, dijo.

El comedor Rayito de Sol asiste a 100 niños en el barrio Stella Maris y a otros 50 en Abel Amaya. "Hemos estado dando viandas, tres veces por semana, a más de 200 familias porque ha sido un año difícil para muchas personas”, reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico