La familia Maldonado considera una provocación el ascenso de Echazú

A través de un comunicado, la familia de Santiago Maldonado le solicita al Gobierno Nacional que deje sin efecto la medida ya que "podría suponer cierto aval a prácticas represivas ilegales y una provocación a los familiares de las víctimas".

La familia de Santiago Maldonado cuestionó ayer el ascenso del gendarme Emmanuel Echazú, único imputado en la causa, por considerar que se trata de una decisión “impropia y desaconsejable” adoptada cuando aún está en curso una investigación de “un caso gravísimo como el de la desaparición y muerte de Santiago”.

En ese marco, reclamó que el Poder Ejecutivo “revoque” esa decisión del Ministerio de Seguridad que encabeza Patricia Bullrich, ya que “podría suponer cierto aval a prácticas represivas ilegales y una provocación a los familiares de las víctimas”.

A través de un comunicado de prensa difundido ayer al mediodía bajo el título “Impunidad en ascenso”, la familia del joven que fue visto por última vez el 1 de agosto último durante un operativo de represión de Gendarmería dentro de la comunidad mapuche de Cushamen, y cuyo cuerpo fue hallado 78 días más tarde en el río Chubut, cuestionó la decisión adoptada por el Ministerio de Seguridad.

ASCENDIDO A ALFEREZ

La Resolución 1473/2017 publicada ayer en el Boletín Oficial, dio cuenta de una serie de ascensos dispuestos dentro de la Gendarmería Nacional, entre ellos el del subalférez Emmanuel Echazú.

Se trata del gendarme que declaró haber recibido un piedrazo durante el operativo realizado por la fuerza de seguridad dentro del Pu Lof, tras haber despejado un corte de ruta, y que quedó técnicamente imputado, cuando se presentó de manera espontánea por considerarse sospechado en el expediente que procura establecer ahora las circunstancias en las que se produjo la desaparición de Santiago Maldonado.

“En el Boletín Oficial del día de hoy (ayer) se publica la Resolución 1473-E/2017 del Ministerio de Seguridad, por la cual se dispone el ascenso de varios gendarmes (entre otros) del gendarme Emmanuel Echazú. Esta decisión nos parece como mínimo prematura porque se encuentra en curso una investigación sobre la responsabilidad de ese y otros agentes en un caso gravísimo como el de la desaparición y muerte de Santiago”, sostuvo la familia en el comunicado difundido ayer.

Allí, planteó: “el ascenso de un agente en esas condiciones resulta impropio y desaconsejable, ya que podría suponer cierto aval a prácticas represivas ilegales y una provocación a los familiares de las víctimas”.

“Creemos que la resolución debe ser revocada en cuanto a los gendarmes bajo investigación y así lo exigimos”, sostuvo la familia en el texto.

Si bien las pericias concluyeron que Santiago Maldonado murió ahogado, la Justicia no pudo establecer aún las circunstancias en las que se produjo el deceso.

En tanto, la fiscal federal de Esquel que interviene en el caso, Silvina Avila, había solicitado el cambio de carátula de la causa de “desaparición forzada” a “muerte dudosa” pero el planteo fue rechazado en los últimos días de diciembre pasado por el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico