Los dos sospechosos de la "entradera" en Km 14 quedaron con prisión preventiva

Luis Gajardo e Ismael Noguerol fueron imputados por el asalto armado que sufrió una familia en la madrugada del miércoles en su vivienda y en la que el dueño de casa recibió tres tiros. La Fiscalía pidió la prisión preventiva de los sospechosos mientras que la Defensa planteó que Gajardo tiene una discapacidad en una pierna y que por esa dificultad no puede haber participado en el delito a bordo de una moto. La jueza de la causa autorizó a que sea revisado por los médicos forenses, pero determinó que ambos sospechosos queden detenidos hasta el 6 de julio.

La audiencia de control de detención y formalización de la investigación se realizó ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidida por la jueza penal Daniela Arcuri. Hay que recordar que Luis Gajardo (32) e Ismael Noguerol (26) fueron detenidos en la noche de la mismo miércoles en que se registró el delito.

El funcionario fiscal Ricardo Carreño expuso que a partir de los testimonios recabados por la policía, los detenidos serían quienes habrían ingresado a una vivienda de la calle Lilian Cabral al 900 de Kilómetro 14 cuando los miembros de la familia dormían.

El dueño de casa forcejeó con quienes ingresaron al domicilio y recibió tres disparos: uno en el pecho, otro en un brazo y en restante en una mano. Mientras un vecino lo trasladaba al Hospital Regional, los asaltantes escaparon con una mochila negra con papeles importantes para la víctima.

A bordo de una moto, los sospechosos descartaron una mochila y ante la persecución policial también abandonaron el rodado y se introdujeron en una vivienda. En razón de ello, el funcionario fiscal Cristian Olazábal trabajó en el caso y solicitó las detenciones de los presuntos autores.

El representante fiscal imputó ayer a los detenidos por los delitos de robo doblemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, y por causarle a la víctima lesiones graves. Además pidió la prisión preventiva por los peligros procesales de fuga y entorpecimiento. Es que los sospechosos residen en el mismo barrio que la víctima.

Mientras, la defensora pública Lilian Bórquez se opuso a la medida privativa de la libertad y argumentó que Gajardo tiene una discapacidad en una pierna y por lo tanto nunca pudo haber ingresado a robar y escapar a bordo de una moto.

La magistrada decidió pasar a un cuarto intermedio y pidió que se presentara el funcionario Olazábal para explicar las medidas de prueba sobre la solicitud del pedido de las detenciones cuando se desarrollaron los allanamientos.

Además autorizó que Gajardo sea revisado por el Cuerpo Médico Forense para confirmar o descartar si el detenido sufre una renguera.

Arcuri finalmente decidió dictar la prisión preventiva a los imputados por el lapso de siete días, es decir, hasta el viernes 6 de julio. Ese día se volverá a revisar la medida judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico