Ya es ley la modificación del impuesto a las ganancias

La Cámara alta aprobó el proyecto que eleva el mínimo no imponible, medida que beneficiará a 700 mil trabajadores. La iniciativa, que recibió media sanción en Diputados el 8 de agosto, tiene como objetivo "recuperar el poder adquisitivo de los salarios de segmentos medios".

Buenos Aires (Télam)
La Cámara de Senadores convirtió ayer en ley por unanimidad de los 44 senadores presentes la elevación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que beneficiará a alrededor de 700 mil asalariados.
El proyecto, que fue debatido durante sólo 45 minutos, busca elevar el límite del sueldo que es alcanzado por el gravamen a 4.600 pesos para los trabajadores casados con dos hijos y a 3.400 para los solteros.
La modificación del Impuesto a las Ganancias afectará los sueldos de entre 600 mil y 700 mil trabajadores, y significará un costo fiscal para el Estado nacional de aproximadamente 1.500 millones de pesos anuales.
El expediente contempla un incremento del mínimo de ganancias netas de deducciones personales del trabajador a partir de los actuales 48.000 pesos hasta los 91.000, con carácter retroactivo al 1 de enero de este año.
La medida disminuye a cinco los tramos de ganancias netas e incrementa el monto de ganancias netas a partir de los cuales comenzarán a sufrir reducciones las deducciones previstas en el artículo 23 de la Ley que se busca modificar.
Las deducciones sirven a los efectos de determinar el citado gravamen correspondiente a personas físicas y sucesiones indivisas, lo que lleva a que el mínimo pase de los 4.600 pesos a los 7.500 pesos mensuales que se desprende del expediente legislativo.

LA MODIFICACION
El Senado le dará también su apoyo a la iniciativa que propone modificar la denominada Ley Cafiero de autonomía porteña, para permitirle a la ciudad de Buenos Aires crear su propia policía, sin que entre en la discusión la cuestión de la transferencia de los fondos.
El proyecto no pasará por la Comisión de Asuntos Municipales que se excusará de discutirlo en virtud de que el reglamento de la Cámara establece expresamente que no puede tratar «materias de la ley que garantizará los intereses del Estado nacional, mientras la ciudad de Buenos Aires sea Capital de la Nación».
Así, el proyecto ingresará directamente al recinto para ser tratado sobre tablas con la anuencia de todos los bloques, por lo que se augura que su tratamiento será rápido, por lo que será convertido en ley dos semanas después de que Diputados le haya dado media sanción.
El expediente establece que la Nación seguirá ejerciendo sus «funciones y facultades en materia de seguridad con la extensión necesaria para asegurar la efectiva vigencia de las normas federales» mientras la ciudad siga siendo «Capital de la República».
Sin embargo, agrega que el gobierno porteño «ejercerá las funciones y facultades de seguridad en todas las materias no federales», pero que el gobierno nacional continuará velando por la seguridad de los porteños «hasta que aquel ejercicio sea efectivamente asumido» por la ciudad.
Asimismo, la norma incluye una cláusula transitoria que autoriza a la ciudad de celebrar los «convenios necesarios» con la Nación para hacer efectivo el traspaso gradual de la seguridad de un estado al otro.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico