Los petroleros reeligieron a "Loma" Avila al frente de su Sindicato

Con la mitad de las mesas escrutadas, se imponía el actual dirigente. Atrás lo seguía el candidato de Mario Mansilla, Diego González. En la nueva conducción, Jorge Avila estará secundado por Carlos Gómez.

Un segundo mandato para Jorge Ávila se confirmaba, al cierre de esta edición, en las elecciones del Sindicato del Petróleo y Gas Privados de Chubut. Con 19 mesas escrutadas, "Loma" se llevaba algo más de 3.700 votos, mientras que lo seguía el referente de la lista Verde, Diego González, con un poco más de 2.200.
El dirigente petrolero celebró en el Salón de Fiestas del sindicato, en la esquina de calles Alem y Aristóbulo del Valle. Los simpatizantes de la Azul esperaron en ese "el Pelotero" a "Loma" Ávila para celebrar la reelección al frente de un gremio que cuenta con 10.174 afiliados.
La primera urna que se abrió y sus resultados llegaron a los oídos impacientes de todos fue la 21 de Sarmiento. En esa, los votos para Ávila fueron 102, seguía la de Diego González –delfín de Mario Mansilla- con 62, más atrás la lista de Carlos Martínez obtenía 32 votos y Albino Kruger se hacía de 13 sufragios a su favor.
Los resultados por mesa iban saliendo de las autoridades de las elecciones, que repasaban los resultados de cada una. A las 23, Avila ya tenía un parcial de 3.700 votos a su favor contra 2.200 del candidato de la lista Verde. Martínez apenas alcanzaba los 1.500 votos y alrededor de 800 se llevaba la agrupación de Kruger.
En estas elecciones participaron cuatro listas que pretendían quedarse con la conducción petrolera. La Azul era la de Jorge Ávila por la reelección, la Blanca de Carlos Martínez como referente en San Antonio Internacional, la Verde con Diego González que estaba alineado a Mario Mansilla, y la Roja y Amarilla con Albino Kruger a la cabeza.
De los 10.174 trabajadores afiliados al Sindicato de Petroleros de Chubut, fueron hasta las sedes sindicales a emitir su sufragio el 75% de ellos. El porcentaje es muy elevado para un sindicato, pero el peso que tiene en la economía regional, el actual contexto crítico y el asueto hasta las 0 movilizó a la gran mayoría para decidir.

LARGAS FILAS Y ANSIEDAD
Las sedes en Comodoro Rivadavia y Sarmiento del Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Chubut fueron los centros de votación que vieron largas filas de gente esperando su turno. En la primera hubo 20 urnas, separadas por empresas y con las mesas 1 para jubilados y 2 para las mujeres, y en la ciudad de los lagos apenas dos mesas.
El detector de metales del gremio fue utilizado para quienes entraban por el acceso central de la avenida Callao. En las cuatro entradas restantes la policía revisaba a los afiliados y afiliadas que iban a emitir su voto. La medida no fue cuestionada, aunque resultó llamativo ver afiliados contra la pared para ser revisados.
Jorge Ávila votó en la mesa 19, donde llegó algo después de las 18. Esa urna estaba reservada para los afiliados con los apellidos de la A a la L de la empresa DLS. "Somos un gremio poderoso en la región, eso lo dejó demostrado la gente", dijo a los periodistas que estaban cubriendo los comicios.
"Hemos llegado a un nivel de votantes histórico para este sindicato, hay que valorar el trabajo serio de las autoridades de mesa", agregó el sindicalista petrolero en diálogo con la prensa antes de poner el sobre en la urna. "Ojala podamos transmitir este ejemplo a varias generaciones del sindicato", agregó.
El dispositivo de seguridad involucró a la Policía del Chubut y a la Dirección de Tránsito del municipio. En la sede sindical se lo veía al jefe de Operaciones de la Unidad Regional Comodoro, César Brandt. A las 20, cerraron las puertas y un grupo de policías recorrió el establecimiento para que sólo quedaran las autoridades de mesa y fiscales.
Esa decisión de la policía era clave para mantener la calma de los integrantes de las distintas listas cuando algunos, y en el clima de ansiedad lógico, querían despejar cualquier sospecha. Afuera, las listas dejaron a parte de su gente para esperar los resultados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico