Agustín Barreiro: "yo estoy en la Selección por Gimnasia"

El alero de 22 años destacó su llegada al club comodorense como trampolín de su glorioso debut en el equipo albiceleste.

Agustín Barreiro, quien se incorporó durante la actual temporada de la Liga Nacional de Básquetbol a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, tuvo un gran debut en la selección argentina, que le ganó los dos primeros partidos de Eliminatorias para el Mundial a Paraguay.

En diálogo con El Patagónico, el joven alero que debutó con 17 puntos, 9 rebotes, 3 recuperos y 2 tapas, y que en su segunda presentación con la “albiceleste” aportó 2 puntos, comentó sus sensaciones en este sueño que le toca disfrutar.

“Cuando me llamaron diciendo que iba a estar en una lista de 25 jugadores preseleccionables para las ventanas, ya tenía una alegría muy grande. Después, en una gira, Ale Paincho (jefe de equipo de Gimnasia) me dice ‘mirá que tenés que ir con la Selección’. Yo pensé que me estaba jodiendo, porque me lo dijo muy natural”, recordó entre risas.

Y llegó el día. “No estaba nervioso, estaba ansioso, con ganas de defender, de agarrar rebotes. Cuando terminó el partido surgieron las emociones. Esa noche no pude dormir, no lo podía creer esto de haber jugado en la Selección, con 22 años, al lado de estos cracks. Como deportista, fue el mejor día de mi vida”, reconoció.

“Cuando jugué el segundo partido, hacé de cuenta que había jugado siete partidos sin parar. Me bajó esa adrenalina, ese estrés que no es malo, sino ese estrés de la emoción. Me tocó jugar menos, pero disfruté de la cancha cada minuto”, aseguró. Sin dudas, la actuación de Gimnasia en esta temporada, donde llegó a la final del Super 20, tuvo mucho que ver en su presente, y así lo sentencia. “Yo estoy en la Selección por Gimnasia, por la confianza que me dieron mis compañeros, el cuerpo técnico. Yo estoy ahí por ellos”, enfatizó.

“Si hubiera vuelto y no hubiera tenido tanto protagonismo, o estaba en otro club, capaz que no habría llegado a una final de un Super 20. Eso me hizo llegar a la Selección. Venir a Gimnasia fue un acierto y me dio grandes cosas en poco tiempo”, admitió.

Ahora se enfoca en seguir logrando grandes cosas con la Selección y con el equipo que conduce Martín Villagrán. “Apunto a volver a estar convocado en la próxima ventana, y para tener eso, tengo que cumplir buenas actuaciones en Gimnasia y tengo que estar lo más alto posible con Gimnasia, porque tenemos un equipo competitivo”, aseveró.

Barreiro cumplió el sueño de estar en la Selección mayor (ya había integrado una juvenil) y de volver a jugar con un histórico como Carlos Delfino, con quien compartió plantel en Boca, pero también se dio el lujo de jugar junto a otro referente como Marcos Mata.

“Con el ‘Lancha’ ya habíamos estado en Boca, ya había una confianza, una amistad linda y siempre es un placer jugar con él. Un talento bárbaro, tiene 39 años y un físico y un talento de básquet impresionante. Con otro que también me encantó estar es con Marcos Mata, que siempre dije que es un referente para mí por mi posición. Es un animal, por cómo juega al básquet, cómo lee, cómo tira, el físico. Es un crack. Palabras mayores para los dos”, rescató.

En ese sentido, ponderó la conducta de sus referentes, más allá de lo basquetbolístico. “Uno aprende de ellos en el día a día, porque son los jugadores más grandes del plantel y son los primeros en llegar a desayunar, los últimos en irse del desayuno, los primeros en llegar al entrenamiento. Esas cosas son las que tenés que copiar, más allá del básquet. Esas cosas son las que te hacen ser un grande”, reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico