Alrededor de 500 bajas en la Policía del Chubut

Es el número entre casos positivos y otros contactos estrechos que debieron aislarse, según reveló el ministro de Seguridad, Federico Massoni.

“Estamos teniendo muchas bajas que han aniquilado el funcionamiento de las comisarías”, dramatizó el ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni. Consideró también que ya no se justifican los retenes entre las ciudades del Valle porque la mayoría ya tiene circulación comunitaria de Covid: “no podemos meter gente presa porque haya ido a la playa”.

El duro funcionario de los primeros días de la pandemia se ha vuelto comprensivo luego de aquel fallo de la jueza Mirta Moreno que le prohibió detener personas y conducirlas a centros de detención.

“Debemos apuntar a otros tipos de medidas porque las mermas no sólo se produjeron en Salud, sino que nosotros en Policía estamos teniendo muchas bajas que han aniquilado el funcionamiento de las comisarías. Tuvimos que nutrirnos de otros lados porque en algunas dependencias hay jefes, subjefes y jefes de operaciones que están aislados junto con 16 efectivos, nos quedan agujeros muy grandes”, justificó Massoni al término del acto por un nuevo aniversario del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP).

“Los retenes, salvo la Cordillera, son innecesarios, porque en Comodoro y en el Valle tienen circulación comunitaria. Cada retén nos llevaba unos 16 efectivos; en su momento se justificaba, pero ahora ya no vale la pena, menos cuando tenemos una merma tan grande en el recurso humano”, argumentó.

ENTRE CIUDADES

Respecto del traslado entre ciudades con circulación comunitaria, admitió que “de hecho se están permitiendo con el permiso provincial porque sólo se hacen controles aleatorios”.

“Los únicos retenes que todavía tenemos es hacia la Cordillera porque es una región que todavía debemos preservar”, argumentó Massoni.

“En Rawson hay un 80 por ciento del personal de Tránsito afectado por el Covid; esto conlleva que el resto deba hacer un esfuerzo muy grande”, ejemplificó el ministro.

“Tenemos que convencernos de que son las personas que deben tener la conciencia individual de cuidar al lado”, aseveró.

“Debemos encaminarnos a regular y no prohibir las actividades; establecer protocolos. Se lo vengo diciendo al ministro de Salud. Cuando establecemos prohibiciones, automáticamente aparece lo clandestino, que es lo peligroso”, fundamentó.

“Las juntadas en las casas son peligrosas porque no hay lugares donde se puede juntar la gente. Si hubiera espacios habilitados, nosotros podríamos hacer un control permanente y aleatorio. Cuando están en la casa se relajan y comienzan los contagios”, consideró.

Por otra parte, Massoni aseguró que “no tengo ningún contrapunto con el ministro de Salud. ¿Quién sabe manejar una pandemia? Son todas cuestiones nuevas. Los dos tenemos el mismo objetivo que es preservar la vida y la salud de las personas y tratamos de ponernos de acuerdo”.

Añadió que “siempre dijimos que nos íbamos a contagiar todos. La cuestión no es si nos vamos a contagiar, sino cómo se administra el contagio para que no se sature el sistema sanitario”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico