Carne a precios bajos: llega poco stock y se agota rápido

Los cortes de carne a "precios populares" acordados por el Gobierno nacional con frigoríficos, son difíciles de encontrar en los supermercados de Comodoro Rivadavia.

En los pocos locales a los que llega esa mercadería, el reducido stock se agota rápidamente. Hay un límite de compra de 3,5 kilos por persona.

El miércoles comenzó a regir el programa de carne a “precios populares”, que en teoría permite encontrar cortes a valores que oscilan entre los 230 pesos y 550 pesos por kilo.

En un recorrido que realizó El Patagónico pudo comprobar que los únicos supermercados adheridos donde existe una góndola señalizada con esos productos es en La Anónima y Carrefour, pero poco después del mediodía el stock ya se había agotado por la alta demanda de los consumidores.

En La Anónima, puntualmente, se pueden encontrar seis de los diez cortes disponibles en “precios populares” con un límite de compra de 3,5 kilos por persona. Las góndolas están señalizadas con los precios en cada uno de los cortes. Además, los productos también cuentan con una etiqueta que señala “Corte Vacuno Primer Precio”.

En el caso de Comodoro Rivadavia están adheridos al programa La Anónima, Carrefour, Jumbo y WalMart, El acuerdo establece que los primeros tres miércoles del mes y todos los sábados y domingos ofrezcan el kilo de vacío a 499 pesos , matambre a 549 pesos, tira de asado a 399 pesos, tapa de asado a 429 pesos, cuadrada y bola de lomo a 489 pesos, falda a 229 pesos, carnaza 359 pesos y roastbeef a 399 pesos.

En Jumbo no había stock de cortes populares, pero se podía encontrar ofertas en cortes que no están incluidos dentro del programa nacional. Así, el kilo de colita de cuadril se vende este fin de semana a 709 pesos o el kilo de nalga para milanesas se consigue a 699 pesos.

Pablo Francavilla, subsecretario de Transparencia de Comodoro Rivadavia, explicó que los cortes de carne de “precios populares” tienen un descuento del 15% en promedio.

También afirmó que los supermercados deben contar con un espacio determinado como sucede con los Precios Cuidados, por lo que los supermercados deberán identificar cuáles son los cortes de carne que están dentro del programa nacional.

Y además señaló que los supermercados deberán cumplir con un stock mínimo y que será una decisión de ellos si sobrepasan ese límite. “El stock se fijará a nivel global y después se va distribuyendo a las diferentes bocas de expendio”, aseguró el funcionario municipal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico