Comenzó el juicio contra el acusado de intentar matar a un hombre de 78 años 

En esta jornada declararon la víctima, el imputado y ocho testigos del ataque ocurrido el 24 de mayo de 2020 en el barrio Parque Patagonia. La víctima estuvo internado por los cortes de arma blanca que sufrió, se mudó por el miedo que le ocasionó el hecho y asegura que vive con crisis.

El juez Jorge Novarino, presidió la primera de las cuatro audiencias de debate, donde será juzgado Alexis Cárdenas Urbano (22), acusado por la fiscalía como presunto autor de los delitos de homicidio simple en grado de tentativa y amenazas coactivas. En esta jornada declararon la víctima, el imputado y ocho testigos. La Fiscalía estuvo representada por la fiscal Laura Castagno. En representación del Ministerio Público de la Defensa, asistió el abogado Marcelo Catalano.

El hecho en debate ocurrió el domingo 24 de mayo de 2020. En esa ocasión, el personal policial acudió a una vivienda ubicada sobre la calle Manfredini del barrio "parque Patagonia". Allí, el imputado, estaba atacando -con un cuchillo- a un hombre de sesenta y ocho años. La víctima sufrió cortes en diversas partes del cuerpo y debió ser hospitalizado.

En la ocasión, la parte investigadora, relató el contenido de la pieza de acusación pública. Asimismo, desarrolló su teoría del caso y los medios de prueba que utilizará para acreditar los hechos investigados.

Con respecto a la calificación legal, la investigadora explicó que Alexis Cárdenas debe ser juzgado como presunto autor de los delitos de amenaza coactiva agravada por el uso de arma no idónea, en concurso ideal con homicidio simple, en grado de tentativa, en carácter de autor.

LA TEORIA DE LA DEFENSA, TIRO AL PICHON

A su turno, el abogado defensor Catalano, inició su exposición indicando que a su teoría del caso la denominaría “Tiro al pichón”. En este sentido, explicó que la parte acusadora no contaba con elementos concretos para presentar ante el tribunal.

En otro orden, postuló que durante el desarrollo del juicio, podrán demostrar que Alexis Urbano se defendió de una agresión, en el marco de una pelea.

En este contexto, el acusado utilizó su derecho a declarar en esta etapa del proceso. Urbano Cárdenas, indicó que “esa noche yo iba pasando por afuera de la casa del hombre que estaba insultando porque le habían cortado la luz”. Luego, afirmó que “el hombre me sacó un cuchillo y forcejeamos”.

LA SECUELAS DE LA VICTIMA

Asimismo, la víctima brindó su testimonio ante el juez Novarino. En su declaración, ratificó que al salir al exterior de su vivienda -para observar porque se había cortado la energía eléctrica- el imputado, le colocó un arma en su cabeza y forcejeando lo introdujo en la vivienda.

A ello agregó que cuando pidió ayuda a sus vecinos, el acusado le dijo “no grites porque te mato”. Luego, el agresor tomó un cuchillo que utilizó para atacarlo. Le provocó lesiones en el rostro. El ataque finalizó cuando intervino el personal policial, concluyó.

Respecto a las secuelas sufridas por esta situación, refirió que tuvo que cambiar de domicilio y que en la actualidad vive con tensión, cada vez que regresa a su vivienda.

Por último, también testimoniaron familiares de la víctima, empleados policiales y profesionales médicos.

EL ATAQUE

El hecho denunciado se registró el domingo 24 de mayo, a las 21: 55, en un domicilio ubicado en la calle Manfredini, del barrio "parque Patagonia". Según los investigadores, la víctima salió hacia el exterior de su casa, para corroborar si el corte de energía eléctrica, que sufrió en ese momento, también habría afectado a otras viviendas del sector.

Allí, confirmó que solo su casa se había quedado sin luz. Luego, fue tomado desde atrás por Cárdenas Urbano. Para los investigadores, el sospechoso tenía claras intenciones de esgrimir amenazas y agredir físicamente. Por ello, colocó un arma (de aire comprimido), en la cabeza del denunciante.

La víctima se defendió y comenzó un forcejeo. En esta lucha, el imputado, sujetó del cuello al denunciante y lo arrastró, al interior de la casa. Cerró la puerta de una patada.

La lucha continuó en el interior de la vivienda. La víctima sufrió puntazos en la zona del rostro, el cuello y el estómago. Asimismo, denunció que el agresor, le exigía la entrega de un teléfono celular. También le habría manifestado, “si me delatas, te mato".

En este contexto, los vecinos -que habían observado algunos momentos de la agresión y escucharon los pedidos de ayuda de la víctima- llamaron telefónicamente a la policía. Cuando los uniformados llegaron al lugar, encontraron a Cárdenas Urbano, encima de la víctima y procedieron a la detención.

En este marco, los investigadores, secuestraron una pistola, réplica de un arma de fuego (de aire comprimido) y un cuchillo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico