El sospechoso de extorsionar a una familia en Ciudadela seguirá con prisión preventiva

Maximiliano Hernández está siendo investigado como quien habría amenazado a una familia de Ciudadela exigiéndole dinero a cambio del televisor que un día antes le habría robado. Ayer en la revisión de la medida de coerción el juez Mariano Nicosia decidió mantener su prisión preventiva hasta el 13 de agosto, fecha programada para la audiencia preliminar donde se resolverá si el caso será elevado a juicio. El juez consideró el peligro de fuga y entorpecimiento, la gravedad del hecho, la pena esperada, y la pluralidad de causas abiertas.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, ayer Maximiliano Alexis Hernández, investigado por la Fiscalía por presunta extorsión contra una familia del barrio Ciudadela, fue sometido a la revisión de la medida que venía cumpliendo desde mediados de marzo cuando el juez de garantías le había dictado la prisión preventiva.

El juez Mariano Nicosia le mantuvo ayer la prisión preventiva hasta el 13 de agosto, fecha programada para la audiencia preliminar. El juez consideró el peligro de fuga y entorpecimiento, la gravedad del hecho, la pena esperada, y la pluralidad de causas abiertas. Se sumó a la vez, el peligro de entorpecimiento por episodios de amenazas reiteradas a los testigos del caso.

Según la imputación de la Fiscalía, Maximiliano Alexis Hernández, de 18 años, se había presentado en marzo en la vivienda de un habitante de la calle 1972 del barrio Ciudadela Nuevo para exigirle dinero a cambio de devolverle su televisor, el que un día antes le había sido robado.

De acuerdo a la acusación fiscal, tras las amenazas y la extorsión al vecino, la Comisaría Mosconi junto al Ministerio Público Fiscal solicitaron un pedido de allanamiento al juez de turno.

Finalmente el juez Alejandro Soñis liberó la orden para el allanamiento. La diligencia se realizó en una vivienda del Código 1972 al 127 del barrio Ciudadela en donde reside Hernández. Frente a la denuncia del damnificado y las pruebas recolectadas por la Fiscalía, el juez dio lugar a la detención del sospechoso por lo que el Grupo Especial de Operaciones Policiales, detuvo en ese momento a Hernández y lo puso a disposición de la Justicia.

Antes de que el detenido fuera sometido a la respectiva audiencia de control de detención y formalización de la investigación, un grupo de vecinos se hizo presente en la Oficina Judicial y pidió públicamente que lo dejaran en prisión. “No lo vamos a dejar entrar al barrio”, advirtieron molestos porque decían estar cansados de su accionar en el barrio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico