Funcionario de Cambiemos lidera campaña contra la educación sexual escolar

La semana pasada repartieron panfletos en la puerta de una escuela en Trevelin con consignas opuestas a los contenidos establecidos para todos los niveles educativos sobre Educación Sexual Integral (ESI).

La campaña es impulsada por el concejal de Cambiemos, Leandro Furque, junto con Provida, organización que integra. "Es una ideología que se está implementando en todo el mundo por el nuevo orden, que quiere destruir nuestra cultura occidental cristiana a través del aborto y de la perversión de los chicos. Una de esas herramientas es la ideología de género que está pervirtiendo a nuestros chicos", indicó el edil.

Ejemplificó su oposición a Educación Sexual Integral asegurando que a los chicos “le dicen que no nacen hombre y mujer sino que es una construcción social; o sea que dejan de lado la biología, ponen delante de lo que dice la ciencia y naturaleza a las ciencias sociales. Como que uno puede ser varón o mujer. Si a la nenita la visten de varón entonces mañana va a ser varón, confundiendo a los chicos”.

Furque advirtió que según sus evidencias, “en muchas escuelas pasaron videos y materiales prácticamente pornográficos. Tenemos escuelas donde las maestras le hablan con lenguaje pervertido o inclusivo, como le llaman, tenemos escuelas en la zona donde a los chicos de 9 años le preguntaron qué era la eyaculación y cómo se puede erectar un pene”.

El Ministerio de Educación dice que esta oposición es por la falta de conocimientos e información de la Ley Nacional Nº 26.150, la Ley ESI, que este mes cumple doce años desde su sanción en el Congreso Nacional.

Ana Bishop, directora general de Orientación y Apoyo a las Trayectorias Escolares, reconoció que esta reacción en algunos vecinos de la cordillera la sorprende. “Pero no es algo que parta de las familias sino que están circulando conceptos errados en cuanto a qué se enseña desde la ESI”. Explicó que la ley garantiza el derecho de recibir educación sexual integral para todos los estudiantes de todos los niveles educativos públicos y privados.

"Se está generando una desinformación en cuanto a qué y cómo se trabaja en la escuela. La ESI es una educación no genitalizada, incluye aspectos biológicos, psicológicos, sociales, culturales, históricos de la sexualidad y nos brinda herramientas para en sociedad poder vivir plenamente nuestra sexualidad. La escuela trabaja ejes como cuáles son nuestros derechos, el cuidado de sí mismo, el respeto hacia los otros, cómo nos relacionamos dentro y fuera de la escuela”..

Los folletos de Provida aseguran que "la ideología de género enseña que el niño puede elegir su sexo, sin importar los órganos que posea; en el aula se buscará que los niños experimenten sensaciones, explorar su cuerpo y de sus compañeros como modo de conocerse, se alentará a la masturbación como modo de conocimiento de sus partes y de obtener sensaciones".

El concejal Furque aseguró que no está en contra de la educación sexual sino en contra “de la ideología de género que incluye a la educación sexual, enseñar a los chicos a masturbarse, enseñarle que no son ni hombres ni nenas, para lo cual le dan juguetes de varón a las nenas y visten de rosado al nene”.

Los escritos que distribuyen en las escuelas aseguran que “permitir que la Ideología de Género se filtre en la Educación Sexual es desviar a los niños poniéndolos en riesgo de los pedófilos, rebajar las relaciones sexuales a una práctica sólo por placer o por experimentar sensaciones borrando el maravilloso vínculo del amor, o sea, que los chicos tengan sexo, por ejemplo, los adolescentes sólo como un juego. Si la escuela lo avala los alumnos lo recibirán como enseñanza oficial poniendo en duda los valores familiares”.

Fuente: diario Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico