Intendente denunciado por su actitud en una fiesta

Participó de un cumpleaños sin barbijo ni distanciamiento social.

“No eran más de 40 las personas”, explicó Sergio Dolce, mandatario municipal de Las Garcitas, en Chaco, quien fue denunciado por el diputado provincial Alejandro Aradas.

En las últimas horas se viralizó en las redes sociales un video donde puede verse al mismo bailando en una fiesta con decenas de personas y sin respetar los protocolos de sanidad contra el COVID-19, consigna Infobae.

La reunión se llevó a cabo el fin de semana pasado en el campo La Colonia, un predio habilitado por el mismo municipio. Las imágenes que se filtraron causaron indignación por la falta de cumplimiento de las recomendaciones sanitarias: allí se ve que nadie llevaba barbijo ni mantenía las distancias apropiadas. Los concurrentes, incluido el mandatario municipal, aparecen uno junto a otro haciendo “el trencito”, al ritmo del tema de la Mona Jiménez “Quién se ha tomado todo el vino”.

A raíz de lo sucedido, el intendente fue denunciado penalmente por el diputado provincial Alejandro Aradas, quien solicitó la investigación por la posible comisión del delito previsto por los artículos 205 y 239.

“Nos enteramos que el intendente de la localidad de Las Garcitas, Sergio Dolce, autorizó y participó de una fiesta con concurrencia masiva de cientos personas, sin cumplir con ningún protocolo de bioseguridad, corno tampoco con distanciamiento social, ni siquiera con barbijos, contrariando la normativa provincial y nacional que prohíbe aglomeraciones de personas, en especial las denominadas fiestas clandestinas”, fundamentó Aradas en su presentación judicial.

En su denuncia, Aradas adjuntó un parte epidemiológico de Las Garcitas para “dejar en claro el peligro real y concreto en que se ha puesto a los vecinos” con la reunión en la que participó Dolce.

Ante los cuestionamientos, Dolce reconoció que efectivamente asistió a lo que, dijo, se trató de “la fiesta de cumpleaños de un amigo”.

En diálogo con medios locales, explicó: “Soy de compartir muchos cumpleaños que me invitan, como amigo y como intendente. Acá cuando no te vas a los cumpleaños es como que no querés compartir con ellos, quizá en las ciudades no pasa esto, pero en los pueblos sí”.

El intendente recordó que hasta el fin de semana pasado estaban prohibidos los bailes masivos donde la concurrencia supere las mil personas. En esa línea, aseguró que en la reunión en la que participó “no eran más de 40 las personas”. Así sostuvo que “no era una fiesta clandestina”, sino un cumpleaños que tenía la habilitación normal del Municipio: “Yo mismo la firmé, como firmo cada cumpleaños que se pide su habilitación. Los únicos encuentros que están suspendidos son los bailes multitudinarios”.

En relación al poco cumplimiento de las normas de bioseguridad, Dolce consideró que en este caso no era necesario utilizar el tapabocas porque eran integrantes de familias que habitualmente están en contacto. “La gente lo tiene que usar en lugares con gente desconocida y donde hay aglomeraciones”, agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico