Italia está entre los cuatro mejores de Europa

La "Azzurra" le ganó 2-1 a Bélgica y en semifinales se medirá con España, que en la otra llave de cuartos de final, le ganó por penales a Suiza.

El seleccionado italiano de fútbol se clasificó este viernes para las semifinales de la Eurocopa al vencer por 2-1 a Bélgica en otro de los atractivos cruces jugados correspondientes a los cuartos de final.

Como era de esperarse, el fútbol de alto vuelo y rendimiento se dio desde el arranque en el Allianz Arena con una presión asfixiante de los Red Devils, quienes tuvieron dos oportunidades de ponerse en ventaja en menos de cinco minutos.

En este período, Gianluigi Donnarumma, como en todo el primer tiempo, se alzó como la figura de la “Azzurra”, que poco a poco fue creciendo en el partido y se pudo poner en ventaja con un tanto a pelota parada de Leonardo Bonucci, el cual de todas formas fue anulado por el VAR debido a una posición adelantada.

Sin embargo, la primera anotación llegó para la Nazionale a los 31', cuando Ciro Immobile aguantó una pelota dentro del área y, aunque se la robaron, los italianos quitaron rápido y el balón le quedó a Nicolo Barella, quien se posicionó dentro del área y remató al segundo palo para la celebración.

A partir de este momento, los dirigidos por Roberto Mancini mostraron ese juego que tuvieron en la fase de grupos de esta Eurocopa y anularon a los incesantes ataques de los belgas, quienes con Kevin De Bruyne y Romelu Lukaku tuvieron alguna chance esporádica.

Cuando el primer tiempo se estaba terminando, Lorenzo Insigne tomó una pelota suelta y condujo sin problemas hasta el borde del área y, mientras Alderweireld y Vermaelen miraban sin acercársele, el jugador de Napoli se sacó un derechazo a colocar para aumentar la ventaja.

No obstante, cuando el árbitro estaba a punto de mandar las acciones al vestuario, la mayor amenaza con la que contó Roberto Martínez, Jéremy Doku, pisó el área y recibió una falta de Gio Di Lorenzo que terminó en un dudoso penal. La jugada fue revisada por la tecnología, el mismo referí la vio, la otorgó igualmente y Lukaku descontó con un remate al medio.

En la etapa final, la intensidad bajó un poco y, producto del marcador adverso, Bélgica se lanzó con todo hacia la ofensiva para buscar un empate que estire la situación hacia el tiempo extra, aunque no lo logró.

La más clara estuvo en los pies de Lukaku, quien llegó hasta el fondo del área para empujar un pase al medio de Kevin De Bruyne, pero el leve disparo del delantero de Inter fue tapado, sin intención, por el muslo de Spinazzola, quien recibió todo tipo de arengas, abrazos y besos por esa acción.

Para lamento de Mancini, el futbolista de Roma, quien actuó como lateral izquierdo y fue el mejor de la cancha en el encuentro salió lesionado en camilla y entre lágrimas para preocupación, pero la clasificación ya estaba encaminada.

Con este resultado, Italia está de regreso entre los mejores del continente al meterse a las semifinales de la Euro 2020, instancia en la cual se verá las caras nada menos que frente a España.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico