La buscó, la mató y lavó la camioneta

Así detalló el accionar de Juan Carlos Monsalve la fiscalía al acusarlo por el femicidio de Agostina Gisfman, la joven cipoleña de 22 años, ocurrido el 14 de mayo.

Para la fiscalía, Juan Carlos Monsalve, de 48 años, tuvo un plan para darle muerte a Agostina Gisfman y lo concretó con el femicidio de la joven de Cipolletti. Le pidió a Chianese que la ubicara y le pactara un encuentro; alquiló una camioneta con la cual la pasó a buscar; la asesinó con un arma blanca y luego la incineró en un basural de Centenario, en Neuquén. Tras ello, lavó la camioneta alquilada y la devolvió pidiendo que no quedara registro de esa operación y se trasladó hasta San Javier, donde fue detenido en un allanamiento.

Todo ese accionar, para la fiscalía no encuadra en otro delito más que el de femicidio.

Así lo entendió el juez de garantías Cristian Piana al avalar los cargos por el delito de homicidio agravado por violencia de género, es decir por el delito de femicidio. Así también habían solicitado los abogados querellante Iván Chelia y Diego Vázquez (en representación del esposo de Agostina): mientras que la defensora oficial Laura Giuliani manifestó que en esta etapa provisoria aceptaba los cargos.

Así, la fiscal del caso Eugenia Titanti relató la teoría del femicidio que se le imputó a Monsalve, quien presenció la audiencia desde la Comisaría Primera. Así sostuvo que se le atribuye, que "junto a otros sujetos y con la colaboración de Chianese, le dio muerte a Agostina Gisfman entre las 19:20 y las 20:40 del viernes 14 de mayo de 2021".

Luego detalló que el acusado había conocido a la víctima hace dos meses aproximadamente, "dado que le había pedido a Gustavo Chianese (acusado de ser cómplice del femicidio) que lo contactara con una mujer que ofreciera servicios sexuales y producto de uno de esos encuentros a mediados del mes de abril, el acusado tuvo un conflicto matrimonial por el que comenzó a buscar a la víctima para darle muerte".

Su búsqueda no proliferaba por lo que le solicitó a Chianese que la ubicara y así fue. Una vez que su cómplice la ubicó y le pactó un encuentro para el viernes a las 19, en rotonda de ruta 151 y tercer puente, Monsalve se apuró para alquilar un vehículo a fin de no poder ser rastreado con su camioneta particular.

En este sentido, la fiscal detalló la entrevista que tuvo con los dos empleados de una empresa de alquiler de vehículos.

POR AHORA, OCHO MESES PRESO

Pese a que la defensora admitió un posible riesgo de fuga e intentó neutralizar el peligro con una prisión domiciliaria por el plazo de cuatro meses, el juez Piana consideró acreditados los fundamentos argumentados por la parte acusadora y dictó la medida de coerción más gravosa contra Monsalve; esta es la prisión preventiva por el término de ocho meses.

Por un lado, la fiscal Titanti mencionó el riesgo de fuga al hablar de la gravedad del hecho que conlleva una pena en expectativa que es la más grave, la prisión perpetua. También por el hecho de que al momento de allanar su domicilio en la ciudad de Centenario, no fue habido sino que fue detenido en San Javier tras "ausentarse de su vivienda y de sus tareas que cumplía habitualmente"; y por la solidez de la imputación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico