Llegaron tarde y sin expedientes para dar explicaciones ante los concejales

Alrededor de las 10:30 de ayer, una hora después de que se iniciara la sesión ordinaria del Concejo Deliberante, los secretarios de Hacienda y de Planificación, Marcos Antonelli y Mauro Zacarías, se hicieron presentes en la sede de la vecinal 26 de Junio para responder al requerimiento del cuerpo deliberativo en torno a sus responsabilidades sobre la polémica cesión de terrenos a empresarios chinos.

Caleta Olivia (agencia)

Ambos miembros del gabinete expresaron sus disculpas a los cuatro ediles, Javier Aybar (presidente), Rubén Martínez, Liliana Andrade y Pablo Calicate, fundamentando que la demora se debió al procedimiento que estaba realizando la justicia federal en el edificio central de la comuna.
De todos modos, dejaron sentado que venían a dar la cara y a responder las preguntas que se les formularan, pero sin los expedientes relacionados con la venta de esos terrenos ya que los mismos estaban siendo incautados por los oficiales de justicia que actuaban bajo las órdenes de la jueza Marta Yáñez.
Antes de su arribo, había sido objeto de fuertes críticas por parte de los dos ediles mencionados en último término, los mismos que volvieron a descargar una batería de fuertes acusaciones al intendente Facundo Prades, cuyo pedido de separación del cargo se había frustrado en la sesión anterior.
El clima en el recinto deliberativo instalado en la vecinal era sumamente tenso y gran parte de los asistentes eran personas interesadas en ver precipitada la gestión del jefe comunal a partir de este escandaloso caso.
El concejal Calicate no le iba en zaga ya que él y su ex compañero de bancada, Juan José Naves (ahora con licencia y a cargo de la gerencia de Servicios Públicos), habían sido ridiculizados por Prades cuando en una sesión celebrada casi a fines del año pasado, lo citaron para que diera explicaciones sobre la política de tierras fiscales.
A su vez Liliana Andrade, quien se fue alejando del intendente por diferentes discrepancias, también había sido objeto de desplantes y acusada de vincularse con el diputado nacional Eduardo Costa, rival político del intendente.
De esta manera se entienden las acusaciones de "coimero" y "mentiroso" que indistintamente ambos profirieron en reiteradas ocasiones y por ello era previsible que lo que dijeran ayer los dos secretarios de gabinete no los iba a dejar conformes.

"USTEDES ESTAN PUESTOS A DEDO"

De hecho, en la sesión se produjeron varios momentos álgidos como cuando Zacarías acusó a Andrade de tener relación con un irregular pedido de un terreno de 4 hectáreas que databa de año 2011, por lo cual la edil le advirtió que le enviaría una carta documento.
"Ustedes vienen a querer ensuciarme por otras cuestiones. Ustedes que están ahí puestos a dedo por el intendente, entonces hagan bien su trabajo y listo", respondió indignada la concejal.
Por su parte, Calicate formuló numerosas consultas puntuales sobre venta de terrenos fiscales, sobre todo a empresarios chinos, las que los secretarios fueron respondiendo sistemáticamente, pero igualmente cuestionaron sus procedimientos.
Salvo Rubén Martínez, que evitó preguntar sobre el tema y solo intervino para descomprimir el fuerte cruce entre Andrade y Zacarías, los demás concejales -incluyendo al presidente Javier Aybar- se mostraron disconformes con las explicaciones que dieron los titulares de Hacienda y Obras Públicas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico