Los carnavales caletenses terminaron con éxito

Una vez más se comprobó por qué Caleta Olivia es la "Capital Regional de los Carnavales Patagónicos". La fiesta se postergó hasta ayer y ante un importante marco de público se conocieron los ganadores de los rubros de la competencia. La seguridad fue uno de los temas preocupantes en un festejo que tuvo diversos contratiempos, pero para la organización no dejó de ser el más exitoso carnaval que se haya desarrollado en esta ciudad.

Caleta Olivia (Agencia)
Los carnavales de Caleta Olivia fueron un éxito total. Más allá de que tuvieron que ser postergados hasta ayer a las 18, por las inclemencias del tiempo durante la noche del domingo, la gente acompañó en gran número y se pudo ver nuevamente a las comparsas y murgas que desplegaron su colorido en un evento que reunió en sus tres jornadas de desarrollo a más de 30 mil personas.
Durante el domingo, y tras la elección de la Reina del Carnaval, el evento tuvo que ser suspendido para las murgas, comparsas y batucadas, debido al frío viento y a la intensa lluvia.
Por tal motivo se invitó al público al Complejo Deportivo Municipal «Ingeniero Knudsen», donde la capacidad se vio colmada en extremo y no se pudo garantizar la seguridad del lugar, por lo cual tuvo que cancelarse lo que iba a ser la presentación «bajo techo» de Carum Berá y procedieron a la evacuación del espacio.
Dentro de las explicaciones que se dieron en el gimnasio sobre la suspensión, la secretaria de Cultura de la comuna local, Lucila Rementería, pidió disculpas y explicó que no había salidas de emergencias porque afuera había quedado una gran cantidad de público que no alcanzó a ingresar y aseguró que todos los que permanecieran en la ciudad iban a poder desfilar nuevamente antes de que lo hiciera Carum Berá, ya que se confirmó que esta comparsa correntina iba a presentarse nuevamente.

LA NUEVA REINA
Durante la apertura del domingo, alrededor de las 20, en un acto protocolar se procedió a presentar a las candidatas y a coronar a la nueva soberana y sus princesas. Esta actividad contó con la presencia del intendente Fernando Cotillo y miembros de su gabinete, además de los integrantes de la comisión organizadora y la Secretaría de Cultura.
Fue así que el jurado indicó en su veredicto que la joven Yohana Estefanía Alonso, de 18 años, fue elegida como la nueva soberana de los carnavales caletenses, sucediendo en el trono a su compañera de comparsa en la Murga Franca: Jorgelina Cancelas.
Como primera princesa fue electa Angela Victoria García, de 15 años y representante de la comparsa Amigos NYC de Caleta Olivia; mientras que como segunda princesa fue coronada Martina Soto, de 16 años, bailarina del grupo El Clan Covachero.

LA AUSENCIA
Si bien hubo mucho colorido dispuesto, lamentablemente diversos hechos de violencia se sucedieron durante la noche, como por ejemplo el ataque y las amenazas que sufrió el equipo del Servicio Informativo Comunitario de la municipalidad, a quienes una patota, bajo una evidente ingesta de drogas o alcohol, les impidió, impetuosamente, trabajar. También hubo enfrentamiento entre grupos antagónicos en las inmediaciones.
Ante esta situación alarmante, causó mucha preocupación la ausencia de personal policial dentro del corsódromo, ya que los agentes de la fuerza de seguridad permanecieron fuera del trazado delimitado por gradas, llevando adelante una suerte de control ocular y actuación para acompañar la desconcentración.
Sin embrago, sí pudieron verse a los efectivos de bomberos que certificaron el normal desarrollo de la fiesta, fundamentalmente en los casos en los que se usó fuego y en la custodia del gimnasio municipal.
Por su parte, fuentes allegadas a la organización del evento mostraron su malestar ante la ausencia de los agentes dando a conocer que la comuna había efectuado un formal pedido a la policía, quienes además se habrían comprometido a brindar asistencia con 80 efectivos por noche.
Quien definitivamente no brindó asistencia fue Defensa Civil, a quienes la Municipalidad también había hecho llegar una invitación, fundamentalmente porque conformaron la comisión de seguridad para este evento, para que prestaran sus servicios en el ordenamiento de la gran masa de gente que se dio cita a lo largo de la avenida principal.

CORSODROMO
La participación del público merece ser puesta en valor ya que desde diversas localidades de la región y el país se han acercado a Caleta Olivia atraídos por la fama que los carnavales locales han ganado en el último tiempo.
Válido es contar que a raíz de varias recomendaciones la gente presente mantuvo el orden y se preocupó hasta por no dejar tirados pomos de la espuma en aerosol que fácilmente se podía adquirir durante la fiesta, los cuales se podían cambiar por nuevos reuniendo una importante cantidad.
Además del acompañamiento, las murgas y comparsas demostraron el producto de su sacrificio y su trabajo realizado en este tiempo de vacaciones, desplegando un singular colorido que al movimiento por el sonido de las batucadas, vestía a todos los presentes.
No hubo representación que en el desfile no mereciera aplausos. Fue elogiable la calidad de los disfraces y de las vestimentas, además de la belleza de las chicas que bailaron hábilmente los compases murgueros.

TODO POR UNA FOTO
Cientos de retratos con las hermosas mujeres de Carun Berá son los que quedarán de recuerdo entre asistentes locales y visitantes, ya que a la hora de su paso como corolario del cierre del sábado y ayer, poco importaron los estados civiles de los caballeros, como así también las investiduras de funcionarios públicos y autoridades que accedieron a fotografiarse con las jóvenes de esta exitosa comparsa correntina.
Del paso de este grupo litoraleño, vale mencionar que la temática que exponía, siempre al ritmo de temas propios y alusivos a Carun Berá, se trataba del bien y del mal, de ángeles y demonios, encantando a los absortos asistentes a esta multitudinaria fiesta.

REY MOMO QUEMADO
La gente esperaba la noche del cierre del domingo para poder participar de la quema del Rey Momo que tras haber sido suspendida durante la pasada edición, con los recaudos necesarios y el control de bomberos se iba a llevar a cabo. Pero esto no sucedió. No porque se haya postergado todo para ayer, sino porque en medio de la desconcentración de personas que estuvieron en el complejo deportivo comunal, un grupo de desconocidos encendieron el muñeco dejándolo reducido a su estructura metálica. Personal de la Unidad V de bomberos estuvo en el lugar sofocando el foco ígneo pero nada pudo hacer para evitar que el símbolo del carnaval pudiera ser salvado.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico