Macri demoró su agenda oficial para ir a ver lobos y delfines a Pirámides

Tras 22 días de vacaciones en Villa La Angostura y a solo un día de haber retomado funciones, el presidente retrasó su actividad pública para embarcarse en un bote y recorrer la lobería de Puerto Pirámides mientras todos lo esperaban en Puerto Madryn.

El presidente Mauricio Macri efectuó ayer a la mañana una larga recorrida en barco hasta Puerto Pirámides y llegó una hora tarde al acto de inauguración de un parque eólico en Puerto Madryn, donde lo esperaba el gobernador Mariano Arcioni.

En su llegada a Puerto Pirámides, Macri fue escrachado por algunos veraneantes, como ya había sucedido el lunes por la tarde en Puerto Madryn cuando centenares de habitantes de esa localidad protagonizaron un “ruidazo” en protesta contra los tarifazos y las medidas de ajuste del Gobierno nacional.

La agenda presidencial de ayer indicaba que el acto de Mauricio Macri encabezó en el parque eólico de Genneia debía iniciarse a las 11. Los invitados aguardaban en sus lugares la inauguración del parque eólico Chubut Norte I, pero no había señales del mandatario.

Los rumores que indicaban que había pospuesto la presentación para avistar delfines y lobos marinos en Puerto Pirámides se empezaron a replicar. Más de una hora después, cuando inició su discurso, el mismo Macri lo confirmó. “Vengo de visitar Puerto Pirámides -le dijo al gobernador Mariano Arcioni-, y el turismo es la plataforma de desarrollo federal más potente de la Argentina”, agregó.

Tras sus 22 días de vacaciones en Villa La Angostura y a solo un día de haber retomado sus actividades, el presidente retrasó la presentación pública para embarcarse en un bote y recorrer la lobería de Pirámides mientras todos lo esperaban en Puerto Madryn. Las imágenes de su visita a una empresa de transporte acuático del lugar fueron compartidas tras el acto en la cuenta oficial de Instagram del presidente.

Allí se ve que el mandatario “sorprende” al dueño de la empresa turística, quien luego lo acompaña en una recorrida por el lugar y se muestra sonriente cada vez que lo enfocan, como el resto de su familia. Sin embargo, Macri no fue bien recibido por el resto de los vecinos de Puerto Pirámides, quienes lo escracharon a poco de que llegara al lugar. Lo mismo sucedió el lunes en Madryn, donde se realizó una manifestación y un ruidazo.

Durante el demorado acto, acompañado por Arcioni, directivos y empleados de Genneia y por el diputado nacional Gustavo Menna, el mandatario insistió en que “Argentina se puede convertir en una potencia mundial de energía”, al tiempo que enfatizó una vez más las “ventajas de las energías renovables”. “Las energías renovables son una gran oportunidad, estamos generando 9 mil puestos de trabajo”, aseguró.

Macri añadió que es “importante que sigamos a aprendiendo a consumir la energía necesaria”, y tener cuidado “con este recurso”, porque “nos habían dicho que era prácticamente gratis”, subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico