Mantienen la prisión para el imputado de robarle a su vecino y amenazarlo

Alexis Hernández fue sometido ayer a la revisión de la prisión preventiva que cumple desde marzo tras haber sido imputado por robar un televisor, amenazar con un arma al damnificado y causarle daños en su auto.

Por pedido de la Fiscalía, seguirá arrestado otros 30 días, debido a que ya se presentó la acusación.

La audiencia de ampliación del objeto procesal y de revisión por extorsión se celebró ayer en la Oficina Judicial. Según expuso el funcionario fiscal Cristian Olazábal, los delitos ocurrieron en la tarde del 15 de marzo en un domicilio de la calle Código 1972 de Ciudadela Nuevo.

Allí, según el relato fiscal, el imputado Alexis Hernández le exigió a la víctima el pago dinero por la entrega de un TV de 50 pulgadas que le habría robado dos días antes. Ante la negativa de la víctima, lo amenazó con matarlo a él y a su familia, además de prenderle fuego la casa y el auto.

A los pocos minutos regresó con un arma y efectuó dos disparos contra el domicilio. Después pateó la puerta de acceso y causó daños en el Renault Sandero que estaba estacionado en el patio de la vivienda. Destruyó luneta, vidrios laterales, puerta delantera y trasera derecha.

Olazábal formuló así la acusación pública del caso y solicitó que se mantenga la prisión preventiva del imputado por dos meses o bien hasta que se celebre la audiencia preliminar. Argumentó además sobre los peligros procesales de fuga y entorpecimiento por los cuales se le dictó la medida.

La defensora pública Lucía Pettinari no objetó la ampliación del objeto procesal ya que el mismo va a ser materia de análisis en la audiencia preliminar. No compartió los peligros procesales debido a que los mismos pueden ser morigerados. Anticipó: “se está consensuando un juicio abreviado por distintas causas judiciales que tiene Hernández, dos legajos como menor y dos como mayor, para darle una solución judicial íntegra”.

El juez penal Alejandro Soñis resolvió mantener la prisión preventiva de Hernández por 30 días “ya que no han variado las circunstancias por las que se le dictó la medida de coerción. Los peligros procesales se han acrecentado por la presentación de la acusación”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico