Masha y el Oso

Desde el jueves 25 de enero, estrenándose junto con salas de todo el país, se exhibe la película basada en una de las series de animación más vistas en Latinoamérica.

Es un largometraje producido por los estudios Animaccord y conforma un especial para cines con cinco episodios inéditos, exclusivos para la pantalla grande. El viaje comienza con una búsqueda para presenciar una boda y termina en un maravilloso paraíso cubierto de nieve. Cuando de Masha se trata, hay que estar preparados para carreras de carritos de pastel, paracaídas improvisados con el velo de novia y palomas traviesas por perseguir. Pero hay más: un conmovedor cuento de navidad. Los personajes formarán equipo con los magos llamados Los Doce Meses, para salvar las fiestas y hacerlas inolvidables.

Estrenada en 2007, la serie es la adaptación de los cuentos populares rusos protagonizados por una pareja muy dispar: una niña y un oso. Masha, reúne singualridades propias de los niños. Su carácter infantil la hacen imprevisible, tan pronto es tierna, adorable y dulce como, de pronto, puede estallar en una rabieta si algo la contraría. Es, además, aventurera y sumamente insistente. Oso, sin embargo, tranquilo y bonachón, sólo busca pasar apaciblemente su jubilación. Retirado a su casa-árbol del bosque, le gusta practicar sus hobbies favoritos, entre los que destacan la lectura, tocar la guitarra o cuidar su huerto de zanahorias. Pero para el pobre oso, las cosas no van a ser tan plácidas, desde que Masha encontró su cabaña y está decidida a ser su amiga.

El contraste de personalidades y el acertado dibujo que se hace de cada una de ellas son la base de historias que cautivan por su frescura y naturalidad. Sin más intención que la de reflejar un mundo en el que todo es posible, “Masha y el Oso” sólo narra encuentros y desencuentros entre dos personajes que se complementan y se necesitan. A Masha también se le atribuyen todo tipo de habilidades adultas como cocinar o hacer deporte. Además, vive sola en una cabaña y no hay rastro de padres, familiares o adultos en general. Por su lado, Oso (más persona que animal) puede hacer de todo, excepto hablar. Claro que esto no es un impedimento para que todos, al final, consigan entenderse.

Con poco diálogo y mucha expresión, la serie, juega también con el humor y la excentricidad de los extremos. Acompañan y enriquecen la trama los personajes secundarios. Son animales del bosque que, de manera recurrente, aparecen para dar una nota de color. Desde el fenomeno de audiencias en You Tube, con más de 13 billones de visualizaciones, es uno de los contenidos más vistos por los niños de Latinoamérica, especialmente los que tienen entre 3 y 6 años. Si se amplía la mirada hacia otras plataformas (Netflix, Hbomax, entre otras), puede decirse que estamos frente a una de las series más exitosas a nivel mundial, un contenido entretenido que está vigente actualmente tanto en, redes sociales, canales de tv abierta, cable y plataformas de streaming. Es un triunfo de la animación.

CINE COLISEO (25 Y 31 DE ENERO):

17:45 HS. MASHA Y EL OSO (2D DOBLADA)

Título original: Masha i Medved v kino: Skazhite Oy!

Género: Animación

Origen: Rusia

Año: 2024

Formato: 2D

Duración: 1 hora, 20 Min.

Calificación: Apta para todo público

Ficha Técnica:

Dirección: Artyom Naumov, Vasiko Bedoshvili, Natalya Berezovaya

Guión: Dmitry Gordinsky

Producción: Elena Shchichkina, Animaccord Animation Studio

Música: Alexey Smirnov, Eugene Turuta

Montaje: Dmitrii Dymnov

Voces originales:

Yuliya Zunikova (Masha), Boris Kutnevich (Medved), Valeriya Shevchenko (la niña), Artyom Bozhutin (el niño), Zina Kupriyanovich, Oleg Savostyuk, Diomid Vinogradov y Yuliya Yablonskaya (voces adicionales)

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico