"Me cuesta encontrar las palabras para describir esto", aseguró Javier Chiarito

En la antesala del 3° Congreso Solidario Deportivo, el docente no cae en su asombro acerca de la campaña solidaria y la calidez humana de quienes donan su tiempo. "Más allá de que se trata de ayudarme a mí, me gustaría que se subraye la calidad de vocación de quienes hacen su aporte", recalcó.

Javier Chiarito no sale de su asombro, en la última semana en Rosario granizó tres veces seguidas en un solo día. Cuando la “normalidad” marca que graniza un día y luego viene la tormenta.

Eso no pasó, pero quien tuvo cambios en el tratamiento fue Javier, el martes le cambiaron el diámetro de las agujas de la sesión de quimioterapia. El después lo dejó “bajón”, pero todo lo que se genera en torno a él con el 3° Congreso Solidario Deportivo que se inicia mañana es un mimo al alma.

“Esta gente no para, y no deja de sorprenderme. La verdad es que me cuesta encontrar las palabras para describir esto. Tantas personas que donan su tiempo para uno. Más allá de que se trata de ayudarme a mí, me gustaría que se subraye la calidad de vocación de quienes hacen su aporte”, resalta.

En la charla diaria con Damaris, Chiarito sostiene que todo esto que recibe de la gente lo ayuda a conformar la identidad de personas que trabajan con vocación.

De capacitadores, el 3° Congreso contará por primera vez con deportistas destacados que contarán sus historias de vida.

“No lo puedo creer. Estuve viendo el nivel de personas que van a disertar, se suman deportistas de primer nivel que yo conocí por la televisión. Y no lo podes creer. Estamos sorprendidos por eso. Uno recibe ayuda de muchos lugares, y creo que es algo hermoso que permitió Dios”.

La historia de Javier no es la única, desde que se dio a conocer su caso, se sumaron voces de aliento de personas que atraviesan por casos similares.

“Me llamó una señora, que su hijo tuvo un accidente, y me dijo ‘quiero ayudarte. Dios me dijo que me contacte con vos’. Pasé por su casa y era una abuelita. No sabes, no sabía cómo agradecerle. No le encuentro una aplicación lógica (desde la razón) a todo lo que me está sucediendo”.

Para mañana, Javier prepara un escrito. Reitera que le cuesta encontrar las palabras justas para todos aquellos que colaboran. Porque el día a día no lo deja salir de su asombro.

3er Congreso Solidario.jpg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico