"Me dijo que me iba a perseguir donde fuera"

Volvieron a dictar una orden de restricción al policía denunciado por su expareja. Lo destinaron a Km 8, muy cerca de donde viven la mujer y su madre.

Una nueva orden de restricción fue dictada para el sargento de la comisaría de Kilómetro 8, Adrián Carranza, después de que Marisol Ramírez lo volviera a denunciar por frecuentar su domicilio y el de su madre. Es que la integrante de Mujeres Activistas del Sur ya había denunciado al policía por abuso sexual y abuso de autoridad.

“La denuncia viene hace bastante tiempo y ya está en Fiscalía. Lo que se pidió es una orden de restricción porque este señor volvió a pedir el traslado cerca de mi barrio, de mi mamá; por lo tanto se pidió con la abogada una orden de restricción”, señaló Ramírez.

“Un tiempo estuvo en la comisaría Séptima y después no sabemos quién lo trasladó para la zona porque sabemos que cuando hace los patrullajes los hace por el frente de mi domicilio o por el domicilio de mi madre. Debido a todo eso, estoy haciendo terapia. Con mi abogada decidimos que lo mejor es pedir una nueva orden para evitar cualquier tipo de violencia que tenga hacia mí o mi familia”, destacó.

En diálogo con El Patagónico, Ramírez detalló que Carranza “empezó hace poco a transitar la zona. No entendíamos por qué. En las primeras denuncias que se le realizaron, él me dijo que ‘no me iba a dejar vivir tranquila y que me iba a perseguir a donde fuera’. No sabemos si lo hizo con esa intención, o si alguien lo mandó. El tipo estaba acá y pasó por el frente de mi domicilio y no fue de mi agrado. Temí por mi familia y mis hijos están asustados”.

La mujer pidió el traslado de Carranza para no volver a tener que vivir este tipo de situaciones. “La Justicia en su momento le había quitado el arma reglamentaria. Confío en que el fiscal Cárcamo va a hacer lo correcto y entiendo las demoras que tiene la Justicia por todo lo que está pasando con el empleo público. Por suerte se actuó rápido y se dictó una nueva orden de restricción”, aseveró y recordó que la primera data de 2019.

En este sentido, Ramírez valoró el trabajo de las policías mujeres; de la Secretaría de la Mujer y de la Fiscalía. “Estamos cambiando las cosas en Comodoro y se nota. Las mujeres estamos siendo escuchadas y tenemos voz”, subrayó.

Quienes son víctimas de violencia pueden comunicarse con Mujeres Activistas del Sur al teléfono 154936934 o ingresar a las redes sociales de la ONG. “Las que necesitan ayuda o quieren ser asesoradas pueden comunicarse con nosotras. No paramos ni siquiera con la feria judicial”, afirmó Ramírez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico