Nación lanza la licitación para construir el gasoducto troncal para Vaca Muerta

La primera etapa del proyecto contempla la construcción de un tramo de 590 kilómetros, desde la localidad neuquina de Tratayén hasta Salliqueló, donde el gasoducto puede conectarse con el sistema actual de transporte de la Transportadora Gas del Sur para llegar al Gran Buenos Aires y al Litoral. La segunda parte de la obra se extenderá desde las proximidades de Bahía Blanca hasta un punto del sistema de transporte de la Transportadora Gas del Norte, en San Nicolás.

El Gobierno nacional lanzará la licitación para la construcción del primer tramo del gasoducto troncal que unirá la formación neuquina de Vaca Muerta con la localidad bonaerense de Saliquelló, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia ya firmado por el presidente Mauricio Macri y que será publicado esta semana en el Boletín Oficial.

Así lo informaron fuentes oficiales que anticiparon que el DNU convoca a licitación pública nacional e internacional para el diseño, la construcción y la prestación del servicio de transporte de gas natural, mediante un gasoducto cuya licencia se otorgará al adjudicatario a 35 años y prorrogable por otros 10.

Ese proyecto prevé dos grandes etapas: la primera por un tramo de 590 kilómetros, desde la localidad neuquina de Tratayén hasta Salliqueló, donde el nuevo gasoducto puede conectarse con el sistema actual de transporte de la Transportadora Gas del Sur para llegar al Gran Buenos Aires y al Litoral.

La segunda parte de la obra se extenderá desde las proximidades de Bahía Blanca hasta un punto del sistema de transporte de Transportadora Gas del Norte próximo a la ciudad de San Nicolás, al norte de Buenos Aires, por lo que ambas etapas sumarían un total de 1.100 kilómetros de gasoducto.

La construcción del gasoducto considerado indispensable para asegurar la evacuación de la producción creciente de gas natural de Vaca Muerta, podrá estar operativa en su primer tramo en el invierno de 2021, y se estima que en toda su extensión un año después, tal como se venía anunciando desde el Gobierno en distintas oportunidades.

Desde el Gobierno se explicó que dado que la infraestructura actual de transporte de gas natural desde la Cuenca Neuquina estará completamente utilizada a partir de fines de 2019 o comienzos de 2020, se hacía indispensable construir un nuevo gasoducto para evacuar la producción incremental de gas no convencional.

En la cuenca se están desarrollando distintas obras de evacuación del gas no convencional atravesando las áreas más productivas de la formación, lo que permite que sea posible la construcción del gasoducto troncal desde Neuquén hacia Buenos Aires, proyecto que el Gobierno anticipó su lanzamiento en los últimos meses.

La industria venía reclamando la puesta en marcha de esta infraestructura considerada estratégica para el desarrollo del gas no convencional, ya que promueve las nuevas inversiones para la puesta en marcha masiva de áreas ya concesionadas y el desarrollo de la demanda de industrias, generadores eléctricos y proyectos petroquímicos.

A la vez permitirá atender los requerimientos de la exportación de gas natural a través de gasoductos regionales (Chile, Brasil y Uruguay) y GNL a través de barcos o la proyectada planta en el litoral marítimo, y sumar suministro local al Gasoducto del Noreste y el reemplazo de gas oil mucho más costoso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico