Para Zaffaroni, el Estado genera causas que “colapsan” el sistema

Jubilados de esta ciudad se reunieron ayer con el ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, para solicitar información sobre el fallo que garantiza la movilidad de sus haberes, lo cual no fue contemplado presupuestariamente por el Poder Ejecutivo Nacional.

Minutos antes, Zaffaroni había cuestionado a las dependencias estatales que obligan a sus abogados a agotar todas las instancias judiciales en cada una de las causas.
«Nos están colapsando el Tribunal gratuitamente. De las 13 mil decisiones que tenemos que tomar en la Corte cada año, que ya son una barbaridad, a la mitad nos las genera el propio Estado», dijo.
Al respecto, detalló que «hay agencias autárquicas que operan de manera tal que nos obligan a realizar a nosotros (en la Corte) controles de calidad de sus abogados, por reglamentaciones internas que obligan a estos profesionales a agotar todas las instancias antes de cerrar la causa. Esto deriva en una enorme cantidad de procesos por conflictos muy menores que llegan a la Corte y nos quitan tiempo. En algún momento habría que sentarse con algunas agencias del Estado para que realicen un control interno, de sus propios abogados».
En este contexto, el juez expresó que el Estado «posee reglamentaciones internas que obligan a sus abogados a agotar todos las instancias judiciales. Claro, naturalmente el Estado no paga las costas, de modo que entonces lo puede hacer sin mayores costos. Por eso hay una cantidad de procesos por conflictos muy menores que llegan al conocimiento de la Corte Suprema, y que nos quitan tiempo. Nos están colapsando el Tribunal gratuitamente».

JUBILADOS Y EX AGENTES
Bajo la misma línea discursiva, el funcionario judicial expresó que «es una política de los otros poderes esperar que haya una decisión judicial para pagar y no tenemos otra solución que resolverlo de esta manera, haciendo lugar a los reclamos puntuales».
De esta forma, Zaffaroni respondió a la pregunta sobre la evolución de los juicios de los ex agentes de YPF, que reclaman el pago de las acciones mal liquidadas de la ex empresa estatal, y en donde a pesar de existir un fallo de la Corte Suprema a favor de los ex trabajadores, los juicios no se pagaron.
Mario Quinteros, acompañado por un grupo de jubilados, se reunió con Zaffaroni para solicitar información sobre el «fallo Badaro», que se expresaba sobre el derecho de movilidad salarial para los jubilados. La reunión se concretó cerca de las 13.
Hoy la agenda de Zaffaroni se completará con una charla sobre el Código Penal para los integrantes del Colegio Público de Abogados de la ciudad. Mañana viajará a Rawson para realizar tareas en el Juzgado Federal.

LA SEGURIDAD ES CUESTION DE ESTADO
Para Zaffaroni, «es muy poco lo que puede hacer el Poder Judicial en materia de seguridad». Consideró que «la seguridad tiene como base la prevención de los conflictos violentos» y vinculó el incremento de la violencia a las condiciones sociales.
«Podemos hablar de prevención general, que depende del nivel de vida de una población. En todas las estadísticas se puede comprobar que los delitos contra la propiedad tienen directa relación con los índices de desempleo. La prevención especial tiene que ver con el servicio de seguridad».
Contrariamente a las miradas de la opinión pública, como el caso de Juan Carlos Blumberg, o algunos periodistas de relevancia nacional, Zaffaroni rechazó que la prisión preventiva pueda ser una medida que permita bajar los índices de criminalidad y vinculó las soluciones de la problemática directamente con las condiciones sociales.
«Si se mejoran las condiciones de vida de una población, su conflictividad será menos violenta. No desaparecerá el delito, pero sí los niveles de violencia. Hoy estamos sufriendo los coletazos de la década del 90, con la destrucción del aparato productivo y el empleo».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico