Por robos y abuso de armas lo condenaron a 7 años de prisión

Alejandro Ezequiel Rodríguez fue condenado a 7 años de prisión de cumplimiento efectivo y recibió la primera declaración de reincidencia. Fue durante un juicio abreviado que se homologó esta semana y en el que se incluyeron cuatro causas que el condenado tenía pendientes, dos de ellas cometidas el mismo día y en la misma cuadra del barrio Isidro Quiroga.

El acuerdo de juicio abreviado contra Alejandro Ezequiel Rodríguez (27) fue puesto a consideración del juez penal, Mariano Nicosia, quien finalmente el lunes resolvió su homologación. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal general, Julio Puentes, mientras que el imputado recibió la asistencia de la defensora pública, Lilián Bórquez.

En dicho acuerdo se incluyeron las cuatro causas que Rodríguez tenía pendiente de resolución, dos de la cuales las cometió el 21 de diciembre del año pasado en dos viviendas ubicadas sobre avenida Patricios al 1.400. Uno de esos hechos ocurrió a las 12:55 y el otro a las 16:43.

En el primero, Rodríguez utilizó un trozo de hierro para forzar el portón de acceso al patio de la vivienda de la familia damnificada, tras lo cual comenzó a forzar la puerta del quincho. Los ruidos hicieron que se asome la dueña de casa y al verla el ladrón le efectuó un disparo a corta distancia que ingresó por la ventana de la puerta e impactó contra una silla de madera.

Rodríguez finalmente se escapó, pero el hecho fue calificado como robo agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

Más tarde, la pericia balística efectuada estableció que el proyectil encontrado en la vivienda fue disparado por una de las armas secuestradas posteriormente al imputado, al igual que una de las vainas secuestradas en el hecho de abuso de armas contra personal policial. Asimismo, de un video registrado en inmediaciones de la vivienda la pericia escopométrica arrojó que la altura de la persona registrada se corresponde con la de Rodríguez.

Esa tarde, por otro hecho la policía acudió a la misma cuadra y al llegar se observó a Rodríguez huyendo por los techos.

A todo esto, mientras los policías hablaban con la dueña da casa, desde la esquina un grupo de personas les arrojaba piedras a los uniformados, por lo que estos se dirigieron a esa dirección cuando desde una camioneta Ford les efectuaron disparos de arma de fuego, las cuales fueron repelidas con una escopeta anti-tumulto. Esa confusión permitió que Rodríguez escapara por los patios lindantes de su domicilio.

Ese hecho fue calificado como “abuso de armas agravado por ser cometido contra miembros de la fuerza policial, por su función”, en calidad de autor para Rodríguez.

NEGRO EL 23

Las otras dos causas fueron registradas el 23 de setiembre de 2016 y el 23 de diciembre de 2017. La primera de ellas fue en perjuicio de la Delegación local de la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera cuando Rodríguez rompió la puerta del local a patadas con fines de robo, el cual no llegó a cometer porque terminó detenido por personal de seguridad. Ese hecho se calificó como “robo simple, en grado de tentativa”.

El último caso que se incluyó en el juicio abreviado tiene que ver con la detención realizada por personal de la Brigada de Investigaciones, dando cumplimiento a una orden de detención contra Rodríguez. La misma se concretó cuando este caminaba por calle Chacabuco al 1.100. En ese momento llevaba un revólver calibre 38 mm en una bolsa y una pistola 6,35. Por ello fue acusado por “tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil, en concurso ideal con tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra, en calidad de autor”.

Por todas esas causas, Rodríguez recibió una pena 7 años de prisión efectiva tras reconocer su responsabilidad y aceptar el monto de la pena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico