Realizaron una aclaración sobre la supuesta donación de Abril

Esta mañana comenzó a circular la versión de que la familia de Abril había donado su corazón para Justina, algo que no es posible y salieron a desmentir todos los rumores alrededor del caso.

Luego, en el muro de Facebook de “La Campaña de Justina”, con la que la familia de la nena internada en la Fundación Favaloro lleva adelante un trabajo de concientización sobre la donación de órganos se publicó la siguiente aclaración: “De momento la familia Lo Cane no ha recibido ningún tipo de comunicación ni contacto por parte del INCUCAI –que les informe- que el corazón donado por la familia de Abril, en un gesto de enorme amor, sea destinado a un trasplante de Justina”.

A las pocas horas, agregaron otro mensaje: “Agradecemos a la familia de Abril y a todos uds. No hay compatibilidad entre el corazón de Abril y el que necesita Justina. Seguimos buscando ese mágico corazón para salvarle la vida a Justina”.

Desde el CUCAIBA (Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires) se agregó que ayer el equipo del Servicio Provincial de Procuración concurrió al hospital de Niños Sor María Ludovica, donde estaba la niña de 12 años, para su evaluación neurológica. Los profesionales explicaron que “no se pudo llevar a cabo el protocolo de diagnóstico de muerte bajo criterios neurológicos dada la inestabilidad hemodinámica de la niña, hecho que la llevó a un paro cardíaco irreversible, circunstancia que imposibilita la donación de órganos”.

Y, en el hipotético caso de que la familia de Abril hubiera querido donar sus órganos a Justina, esto habría quedado supeditado a criterio de los médicos intervinientes de -en este caso- CUCAIBA, que son quienes deben llevar adelante un protocolo para estos procedimientos, y son quienes definen cómo se distribuyen los órganos según criterios de compatibilidad, urgencia, tiempo de espera, entre otros factores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico