Se cumplen 20 años de la muerte de Carlos Monzón

El santafecino, uno de los mejores boxeadores de la historia, falleció el 8 de enero de 1995, durante una de sus salidas periódicas de la cárcel, donde cumplía una pena por homicidio.

Carlos Monzón, ex campeón mundial de los medianos y uno de los mejores exponentes de la historia de esa categoría, falleció el 8 de enero de 1995, a los 52 años, a raíz de un accidente en una ruta santafesina, la tierra que lo vio nacer y donde se inició como boxeador hasta alcanzar el título ecuménico en una épica pelea, al noquear en Roma al local, Nino Benvenutti el 7 de noviembre de 1970.

Monzón sufrió un accidente cuando conducía un Renault 19 en la ruta 1, en jurisdicción del paraje Los Cerrillos, que une su pueblo natal, San Javier, con la ciudad de Santa Fe.

El ex titular mundial de la AMB y el CMB, gozaba de salidas periódicas por buen comportamiento y estaba cerca de recuperar la libertad, después de que en febrero de 1988 fuera encarcelado y luego condenado por la muerte de su mujer, la modelo uruguaya Alicia Muñiz, en un caso resonante que quedará en la historia por lo que significó Monzón y la forma que se sucedieron los acontecimientos.

En el ámbito del boxeo, Monzón se caracterizó por su guapeza, contundencia y talento, credenciales que mostró en el Palazzo dello Sport de Roma, cuando vapuleó a Benvenuti, hasta ese momento un indiscutido campeón mundial, a quien en la revancha disputada en Mónaco también lo derrotó por la vía rápida.

"Lo de Monzón era algo especial, porque fumaba una barbaridad y tenía muchos vicios. Pero 30 días antes de cada pelea, el tipo cortaba todo, se encerraba en el gimnasio y se preparaba con todo. Sin embargo, casi nadie esperaba que ganara. Él fue a Italia a perder", recordaba el fallecido periodista Carlos Losauro, ex Jefe de la sección Deportes de LA NACION, en una entrevista realizada en 2010 en canchallena.com. Losauro agregaba entonces: "Antes de que viajara, cuando él peleaba en el Luna Park, el estadio estaba semivacío. Porque a mi entender, él era un boxeador del montón, pero con una pegada tremenda".

El popular "Negro" había nacido el 7 de agosto de 1942, en el barrio La Flecha, de San Javier, en un hogar humilde de origen mocoví. Desde muy joven practicó boxeo para debutar en el amateurismo el 2 de octubre de 1959, terreno en el cual realizó 87 peleas como boxeador aficionado, con 73 victorias, 8 reveses y 6 empates.

En el profesionalismo hizo su debut el 6 de febrero de 1963, cuando noqueó en dos rounds al entrerriano Ramón Montenegro en el Club Sportivo Ben Hur de la ciudad de Rafaela, y disputó 100 peleas, con 87 triunfos (59 ko), 3 derrotas, 9 empates y una pelea sin decisión.

De la mano del célebre técnico Amílcar Brusa, Monzón se consagró campeón argentino mediano el 3 de setiembre de 1966 al derrotar a Jorge Fernández, a quien el 10 de junio de 1967 le arrebató la corona sudamericana de esa divisional.

Tras la resonante victoria ante Benbenutti, y siempre con el 'maestro' Brusa en el rincón, defendió la corona en 14 oportunidades, tras derrotar, entre otras, a figuras como Emile Griffith, Jean Claude Bouttier, a ambos en dos ocasiones.

Además venció a Bennie Briscoe, José 'Mantequilla' Nápoles y a Rodrigo Valdéz, en dos oportunidades, y ante quien realizó su última pelea el 30 de julio de 1977, en Montecarlo, Mónaco.

Monzón también incursionó en el cine, donde protagonizó peliculas taquilleras, como La Mary, junto a Susana Giménez, quien luego fue su pareja y vivió un romance que hasta en estos días se habla por lo significativo.

El célebre cineasta Leonardo Favio lo dirigió en el film; Soñar, soñar. Además intervino en Amigos para la aventura y Las locuras del profesor, de Palito Ortega, Los hijos de López y Un loco en acción.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico