Sigue la búsqueda de cuerpos y fragmentos del avión que se estrelló cerca de Moscú

Equipos de búsqueda continúan el rescate de los cuerpos y fragmentos del avión de pasajeros AN-148 que con 71 personas a bordo se estrelló este domingo en las afueras de Moscú sin que hubiera sobrevivientes, informó hoy el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia, que estimó que la tarea demandará una semana.

"Los trabajos se llevan a cabo de manera ininterrumpida. Planeamos que la fase principal de la búsqueda tendrá una duración de siete días", dijo a la prensa el titular de esa cartera, Vladímir Puchkov.

También explicó que la labor de los equipos de búsqueda se ve dificultada por la dispersión de los fragmentos de la aeronave, la nieve y las características del terreno, reprodujo la agencia EFE.

Cerca de mil personas, 191 vehículos y nueve aviones no pilotados participan en las labores de búsqueda de los cuerpos de las víctimas del accidente y de los restos del aparato siniestrado.

Las autoridades rusas, por el momento, no anticiparon ninguna hipótesis sobre las causas del siniestro y se limitaron a indicar que están abiertas todas las líneas de investigación.

El jefe del departamento del Ministerio de las Emergecias, Sergei Poletykin informó que "fueron hallados más de 200 fragmentos de cuerpos humanos" en el lugar del accidente, según cita la agencia Ansa.

La ministra de Sanidad, Veronika Skvortsova, aseguró que será necesaria una semana para recoger todos los restos mortales del lugar de la tragedia.

El Comité de Investigaciones ruso realizó un sobrevuelo en el área, que fue dividida en 29 sectores, para extender la zona de búsqueda, dijo Poletykin citado por la agencia de noticias Interfax.

Poletikin también anunció la localización de las dos cajas negras del AN-148, que serán analizadas por expertos del Comité de Aviación Estatal ruso, encargado de investigar las causas del siniestro.

El sitio web ruso gazeta.ru citó a investigadores anónimos que mencionaron que el piloto había informado de una falla técnica a bordo del avión y pidió autorización para un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional Zhukovsky, pero los funcionarios no confirmaron esto ni otros informes que mencionaron que uno de los motores del avión pudo haber explotado antes del choque.

Medios locales publicaron hoy imágenes, captadas por una cámara de videovigilancia, del momento en el que el avión, perteneciente a la compañía rusa Saratov, chocó contra el suelo y se produjo una gran explosión.

Según informa el portal de noticias Meduza, citado por la agencia Ansa, el comandante del avión de la Saratov Airlines, rechazó el procedimiento de 'de-iceing' (deshielo) antes del decolaje, juzgando que las condiciones meteorológicas no lo hacían necesario.

El portal, que cita a varios expertos de aviación, señala que el avión Antonov An-148 posee un sistema autónomo de calentamiento del cuerpo externo del avión. Además, precisó que el jet no pudo alcanzar los 1.800 metros de altura en presencia de hielo sobre las alas.

El aparato, que realizaba el vuelo regular 6W 703 entre Moscú a la ciudad de Orsk -en el sur de los Urales en la frontera con Kazajistán- había despegado minutos antes del aeropuerto Domodédovo.

A bordo del AN-148 se encontraban 6 tripulantes y 65 pasajeros, 3 de ellos niños.

Inicialmente las autoridades comunicaron que los ocupantes del avión eran todos ciudadanos rusos, pero luego se precisó que entre ellos había un ciudadano suizo y un azerbaiyano.

El AN-148 es un avión diseñado por la empresa aeronáutica ucraniana Antónov para cubrir rutas de media distancia, con una autonomía de vuelo de entre 2.200 y 4.400 kilómetros, según su configuración.

El accidente aéreo de este domingo es el más grave ocurrido en Rusia desde el 25 de diciembre de 2016, cuando un Tu-154 se estrelló en el mar Negro, causando la muerte de sus 96 ocupantes.

El avión AN-148 estrellado este domingo había superado en enero pasado una revisión completa de mantenimiento, informó hoy Saratovskie Avialinii, la compañía aérea propietaria del aparato.

La revisión, conocida "chequeo tipo C", se realiza cada dos años e incluye, entre otras cosas, "la revisión del motor, el fuselaje y las alas", señala un comunicado difundido por la compañía aérea basada en la ciudad de Sarátov (región en el Volga), que suspendió los vuelos de todos sus AN-148.

La aeronave, además, superó la revisión de mantenimiento obligatoria que se debe hacer antes de cada vuelo "sin que se detectará ningún fallo", agregó la aerolínea, según cita EFE.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico