Sputnik V: se produjeron 21.000 dosis en Argentina

Se trata de un primer lote que fue enviado al Centro Gamaleya para los controles de calidad correspondientes. Obtenida la aprobación se podrá encarar la fabricación masiva.

Un laboratorio argentino comenzó a producir la vacuna Sputnik V y espera la aprobación del Centro Gamaleya, al que envió el primer lote elaborado en el país para que sea sometido al control de calidad.

La producción a gran escala en Argentina empezaría en junio, informaron en un comunicado el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Laboratorios Richmond, en cuyas instalaciones se produjeron las dosis tras la transferencia de tecnología realizada por RDIF.

"Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente Sputnik V en su territorio. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia (emergency use authorization), y la vacunación comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020", recordó el comunicado del RDIF y Richmond, que añadió que la vacuna producida en el país "podrá luego ser exportada a otros países de América Central y América Latina".

"Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia, no solo en Argentina, sino también en América Latina", evaluó el presidente Alberto Fernández.

Por su parte, el presidente de Richmond, Marcelo Figueiras, celebró el "apoyo de RDIF, que confió en nuestra base científica y tecnológica para producir la vacuna Sputnik V en Argentina" y aseguró que el laboratorio "hará todo lo posible para garantizar que la vacuna esté disponible lo antes posible para Argentina y para toda la región de América Latina”.

"Argentina fue la primera en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzar a vacunar a la población", recordó el director ejecutivo de RDIF, Kirill Dmitriev, quien aseguró que "la producción en Argentina permitirá realizar las entregas a nuestros otros socios".

La Sputnik V, actualmente registrada en 60 países, tiene una efectividad "del 97,6 por ciento, según el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021".

La especialidad, detalló el comunicado, "se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para dos administraciones durante la vacunación, lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico