Una vacuna que aplica Chile tiene sólo 3% de eficacia

Se trata de la china de Sinovac, que recién ante la segunda dosis manifiesta un 56,5% de efectividad.

Un estudio sobre la vacunación contra el COVID-19 en Chile mostró un 3% de efectividad para prevenir nuevos contagios dos semanas después de la administración de la primera dosis, destacando que es el mismo margen de error y que de esa manera no garantiza efectividad alguna. Sin embargo, ante la segunda aplicación hay un 56,5% de efectividad, según el estudio.

El trabajo, realizado por la Universidad de Chile, considera el efecto combinado de las dos vacunas que se están aplicando actualmente en Chile: la de la farmacéutica china Sinovac, que representa el 93% de las dosis administradas hasta el momento, y la de la estadounidense Pfizer.

Los datos se conocen cuando Chile acumula 7,07 millones de personas vacunadas con al menos una dosis y 4,04 millones que recibieron ambas. Con esas cifras está inmunizada el 26,6% de la población objetivo de la campaña (15,2 millones sobre un total de 19 millones de habitantes del país).

Los datos posicionan a Chile como uno de los de mayor velocidad en vacunar a su población en América Latina, en un proceso que se da en paralelo a un alza sostenida de los nuevos contagios de coronavirus, con cifras diarias récords de contagios que han superado las de la primera ola, con más de ocho mil nuevos infectados por día.

El estudio establece tres conclusiones sobre efectividad para prevenir nuevos contagios: entrega un 56,5% para aquellas personas que completaron más de dos semanas desde que recibieron las dos dosis; un 27,7% para quienes también recibieron ambas dosis pero que aún no superaban los 14 días desde la última aplicación, y de sólo un 3% (igual al margen de error) para quienes recibieron una sola dosis.

"Vacunarse disminuye muy significativamente la posibilidad de un contagio; no la elimina pero la disminuye mucho, por lo tanto hay que vacunarse", dijo el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, durante la conferencia de prensa virtual en la que se presentaron los resultados de este primer estudio.

Otro de los mensajes es que "la primera dosis de la vacuna no tiene después de cuatro semanas ningún efecto relevante". Por lo tanto, seis semanas después de vacunarse "para todos los efectos prácticos se está en la misma situación de vulnerabilidad ante un contagio de quien no se hubiera vacunado".

Los resultados son especialmente concluyentes en las curvas de nuevos contagios de las personas mayores de 70 años, quienes mayoritariamente completaron ya el esquema de vacunación tras un proceso que arrancó de forma masiva en Chile el 3 de febrero pasado.

El estudio calcula que entre los mayores de 75 y 79 años se hubieran generado un 80% más de contagios en caso de no haberse aplicado la vacuna. El porcentaje baja a un 60% para edades entre 70 y 74 años.

Fuente: Diario Perfil

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico