Bariloche recibió en la segunda quincena mucho turismo nacional

Se incrementó la ocupación hotelera. Las preferencias de los visitantes se orientan al turismo activo. Las caminatas en montañas y bosques y actividades náuticas son los sectores con demanda de más crecimiento.

La ciudad rionegrina no solo tiene visitantes durante el invierno, cuando sus centros de esquí y chocolaterías invitan a pasar un rato agradable durante el frío. Ahora, Bariloche es un punto turístico codiciado en verano, donde su naturaleza puede ser apreciada sin el manto blanco característico de nieve.
El buen clima desde la última semana en San Carlos de Bariloche, con máximas que llegan a los 30 grados, y descuentos en alojamiento promovidos por las agencias de turismo online, incrementaron la ocupación hotelera respecto de la primera quincena del mes, hasta el 90% de las casi 30.000 plazas habilitadas, informó la municipalidad local.
"La primera quincena fue muy buena aún cuando se dieron días fríos y ventosos, con algunas lluvias, y la ocupación rondó el 80%. Y con el recambio y la mejora climática creció hasta el 90%, con ocupación plena en la hotelería de cinco estrellas", explicó Leopoldo Tiberi, encargado de Comunicación del Ente Mixto de Promoción Turística (Emprotur).
Tiberi indicó que las preferencias de los visitantes, en mayor medida procedentes de Argentina, se orientan al turismo activo, en contacto con la naturaleza, y precisó que las caminatas en montañas y bosques y actividades náuticas son los sectores con demanda de más crecimiento.
"Es la mejor temporada veraniega de los últimos años en cuanto al turismo nacional. Y también hay desde octubre un fuerte repunte del turismo extranjero. En parte de países limítrofes, donde Bariloche intensificó las promociones en base a la devolución del IVA a extranjeros, que empezó a regir este año, y también desde Estados Unidos y Europa", agregó.
Las playas públicas de Bariloche y sus alrededores son otros de los principales atractivos para los turistas, que se despliegan por la costa del lago Nahuel Huapi desde el centro de la ciudad hasta Llao LLao, y en los lagos Moreno, Gutiérrez, Guillelmo, Mascardi, Roca y Steffen.
También es muy concurrida la costa norte del Nahuel Huapi, ya en Neuquén, en la zona de Villa La Angostura, y toda el área del Camino de los Siete Lagos, hasta San Martín de los Andes, inclusive la ribera del Limay desde Bariloche hasta la represa Alicura, a 130 kilómetros al norte de la ciudad.
El vocero del Emprotur indicó, en materia de gastronomía, que los 250 establecimientos de Bariloche "trabajan fuertemente" esta temporada.
El tiempo también invita a los paseos peatonales por la calle Mitre, que está en plena obra de remodelación. Allí se despliegan las tradicionales chocolaterías y heladerías artesanales que permanecen abiertas hasta casi la medianoche.
"La mayor demanda se orienta a la treintena de locales vinculados a la fabricación de cerveza artesanal, que además cuentan con muy buen nivel culinario, y que este verano están atestados de clientes desde media mañana hasta la madrugada".
ACTIVIDADES
PARA ESTE MES
El fin de semana del 25 y 26 de febrero, el Club Andino Bariloche realizará la carrera 4 Refugios, entre los refugios de montaña Emilio Frey, San Martín (Laguna Jakob), Manfredo Segre (Laguna Negra) y Cerro López, a lo largo de 55 kilómetros con 3.700 metros de desnivel, lo que equivale a correr 100 kilómetros en el llano.
El mismo fin de semana se hará, por primera vez en la ciudad, el Patagonia Open Water Llao Llao, carrera de natación de aguas abiertas, que también se disputará en el lago Moreno.
"Ese fin de semana coincide con el Carnaval y, por las reservas y consultas recibidas hasta ahora, estimamos que la ocupación de Bariloche rondará el 100%", estimó Tiberi.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico