La Fiscalía pedirá la revisión de los dos imputados liberados ayer

Lo confirmó anoche el jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi, después que más de 500 manifestantes exigieran respuestas de la Justicia y el Poder Ejecutivo provincial y municipal frente a los últimos homicidios y la liberación de dos de los implicados en la causa por el homicidio del remisero. En la convocatoria que se extendió por más de cinco horas, los convocados también decidieron conformar una comisión pro seguridad.

La manifestación a la que se había convocado para la tarde de ayer para protestar por los recientes homicidios de Jhon Blas Gutiérrez (27) y de Fernando Schmidt (36), se extendió por más de cinco horas.
El jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi le confirmó a una comisión proseguridad que se organizó mediante asamblea que hoy el Ministerio Público Fiscal pedirá la revisión de las medidas adoptadas por la jueza Raquel Tassello en torno al homicidio del remisero Schmidt.
La magistrado dispuso ayer la prisión preventiva para Miguel Angel Sotello por cuatro meses, pero dejó en libertad a Jesús Leonardo Jesús Aguilar y Claudio Alberto Huilipan, los dos presuntos cómplices que robaron la cámara de seguridad luego del homicidio del chofer de la agencia Alasia (ver página 12).
Minutos de las después de las 18, una bomba de estruendo en el centro comodorense marcaba el inicio de la marcha por la calle San Martín. Una columna de unas 500 personas conformó la columna que fue acompañada por decenas de remiseros y taxistas que se plegaron a la convocatoria inicialmente realizada por la familia del joven ingeniero de origen boliviano, Jhon Blas, asesinado el viernes 20 de enero mientras se hallaba en la tienda de su familia.
La columna marchó en forma pacífica pidiendo justicia. Banderas de Bolivia, la pluricultural del pueblo bolivariano y carteles con distintas leyendas dieron marco a una multitudinaria convocatoria que prácticamente dejó paralizado el centro de la ciudad.
Beatriz, quien llegó hace 20 años de Jujuy, fue una de las tantas personas que portó una bandera pluricultural. "Yo no lo conocía a Blas. Pero la inseguridad se vive acá en Comodoro, no porque no lo conozcas no vas acompañar, sino que te puede pasar", dijo la mujer portando orgullosa el estandarte. "Esto te indigna como todas las noticias que pasan, como el del remisero y la chica de allá de Palazzo (Débora Martínez que fue asesinada presuntamente por su pareja)", sentenció.
Horacio Suárez, padre de Matías Suarez, otra víctima de homicidio, dijo que participaba en la marcha no solo por su hijo, sino "por toda la gente que están matando. No se puede vivir así ya, es toda gente inocente, tiene que haber justicia. Es demasiado ya", dijo reprochando que la marcha aún debería haber tenido más acompañamiento.
"Yo podría ser Jhon Blas, yo podría ser el remisero. Nos están matando a los trabajadores y nadie nos está cuidando, nadie nos está defendiendo y sabemos que las leyes están para atrás", sentenció un joven compartió música, partidos y diferentes momentos con el joven ingeniero, a quien calificó como un ejemplo.

EXIGIERON RESPUESTAS A LOS TRES PODERES
A medida que iban avanzando los remiseros interrumpían el tránsito en todas las arterias. Una vez que avanzaba la columna liberaban el paso. Diferente fue lo que sucedió en la esquina de Güemes y San Martín, donde los choferes apostaron los vehículos, al igual que en la esquina con Máximo Abásolo, produciendo el corte de la ruta Nacional 3 en ambos sentidos.
Quienes iban a pie continuaron con la marcha hacia el Ministerio Público Fiscal, exigiendo respuestas que nunca llegaron. Así luego de unos minutos, al ver que no iban a ser atendidos por ningún funcionario judicial decidieron continuar hasta la esquina de Güemes y Rivadavia donde se encuentra la Unidad Regional de Policía y la Seccional Primera.
Frente a las dependencias de la fuerza provincial, la multitud hizo escuchar su reclamo, pidiendo justicia por Gutiérrez y Schmidt, pero también por otras víctimas de homicidios cuyas muertes aún están impunes. Es que en la convocatoria se hicieron presentes los familiares de Ángel Leonardo Vidal, quien recibió un disparo en la cabeza el 19 de octubre y falleció al día siguiente; Matías Suárez, que fue ultimado presuntamente por su primo Joaquín que luego de estar prófugo se entregó a la Justicia; Néstor Vázquez asesinado en marzo de 2014 en una interna de la UOCRA; y Gimena Gallardo, la joven que fue atropellada cuando iba a trabajar y que aún se encuentra en terapia intensiva en Buenos Aires, mientras el conductor que produjo el accidente está en libertad.
También se hicieron presentes referentes de distintas organizaciones sociales, vecinalistas y la concejal Cristina Cejas de Cambiemos, fue la única funcionaria política que participó de la convocatoria y quien se ofreció a gestionar junto a los comisarios Oscar Rolla, segundo jefe de la Seccional Primera y Cesar Brandt, titular de la División Operaciones, la llegada del fiscal de la causa, Héctor Iturrioz; la jueza Tassello; o algún dirigente político que pudiera brindar explicaciones en torno a la inseguridad, tal como solicitaron los manifestantes.
Finalmente, luego de más de tres horas quien se hizo presente fue el jefe de fiscales. Caperochipi ingresó a la Unidad Regional y pidió que la multitud eligiera a representantes para que mantuviera una reunión con ellos.
A esa hora, en forma telefónica a través del comisario Rolla, el jefe de fiscales ya había informado que la Fiscalía pedirá hoy la revisión de las medidas que tomó la jueza Raquel Tassello en la audiencia de control de detención que se realizó ayer por el caso del remisero Fernando Schmidt.
Mientras tanto, los manifestantes elegían a los representantes y conformaban la comisión pro seguridad en Comodoro Rivadavia, con la cual pretenden llevar el reclamo a los poderes Ejecutivo, Legislativo, y Judicial de Chubut.
En forma paralela, los choferes de taxis y remises debatían si continuaban con la interrupción del tránsito, molestos porque sólo dos retenes policiales estaban en funcionamiento, pese al acuerdo que un día antes habían firmado con el vicegobernador Mariano Arcioni; el intendente, Carlos Linares; y la Policía de Chubut.
Al cierre de esta edición, el corte en los accesos al centro fue liberado sobre las 22:45 mientras continuaban las reuniones.
Mientras duró el bloqueo, el Departamento Municipal de Tránsito desviaba el paso de vehículos en la esquina con 9 de Julio y una larga columna de camiones y autos aguardaba poder continuar su camino, tanto en la zona norte, como sur, extendiéndose la fila de vehículos en ambos sentidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico