Aguardará tras las rejas el juicio por un crimen

Al marinero Oscar Aguirre lo mataron el 8 de abril de 2019 y este martes se realizó la audiencia preliminar al único imputado en la causa: Diego Hernández.

La representante de fiscalía, Camila Banfi, formuló la acusación, ofreció pruebas y solicitó se eleve la causa a juicio oral y público ante un tribunal colegiado, bajo la calificación legal de “homicidio simple”. También requirió el mantenimiento de la prisión preventiva que cumple el imputado hasta el juicio en base a la existencia de peligros procesales y elementos de convicción para tenerlo como probable autor del hecho.

El defensor particular, Mauro Fonteñez, en tanto, manifestó su oposición a la acusación de la fiscalía, insistiendo en la inocencia de Hernández. Consideró que existiendo posturas diferentes, solamente en el ámbito de debate se podrá dilucidar lo ocurrido, solicitando la elevación a juicio de la causa. También ofreció prueba “tendiente en demostrar la ausencia de dolo” de su pupilo.

Finalmente el juez penal, Alejandro Soñis, resolvió elevar la causa a juicio bajo la figura de homicidio simple, manteniendo la prisión preventiva del imputado hasta el próximo 1ro. de abril.

EL CRIMEN

El hecho investigado tuvo lugar el 8 de abril de 2019, siendo las 2 aproximadamente, cuando Diego Matías Hernández se encontraba en su domicilio sito en calle Código 909 s/n°, barrio Las Américas, junto a Oscar Ramón Aguirre y otras personas cuya identidad no pudo determinarse. En esas circunstancias, y por causas que se investigan, Hernández le asestó a Aguirre dos puñaladas en el abdomen afectando una de ellas el corazón.

Posteriormente, Hernández ingresa el cuerpo de Aguirre, quien aún estaba con vida, al vehículo Chevrolet Corsa de su propiedad, dirigiéndose hasta el domicilio de su madre, Granaderos al 3500, a quien le manifestó que se había “mandado una cagada”, que había apuñalado a un hombre.

Luego, se dirigió con su vehículo hasta Las Margaritas y Huergo de barrio San Martín, iniciando un foco ígneo sobre el vehículo Chevrolet Corsa con Aguirre en su interior, quien estaba en el asiento trasero, sin conocimiento debido a la pérdida de sangre sufrida, situación que era conocida por el imputado, quien aprovechó dicha indefensión para cumplir su cometido.

Personal policial, que tomó conocimiento del hecho por parte de los Bomberos que fueron al lugar, hallaría luego el cuerpo incinerado.

Según los resultados de la autopsia la causa de muerte fue la “concusión de taponamiento cardiaco por herida de arma blanca en tórax y quemaduras extensas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico