Carmen no pudo despedir a su madre que falleció esta tarde

Carmen Acosta decidió atravesar el país para despedirse de su madre de 81 años, enferma de cáncer terminal, pero le negaron el ingreso y estuvo cinco días acampando en una estación de servicio. A pesar de que ayer logró entrar a la provincia, por los requisitos de cuarentena no pudo verla y en la jornada de hoy su mamá murió.

Ayer se cumplían cinco días en los que, Carmen Acosta, su sobrina y un bebé de dos años dormían en una estación de servicio de Santa Fe esperando una autorización para ingresar a la provincia de Formosa. “Mi mamá se está muriendo y cada minuto es una pérdida”, había expresado.

En el mes de marzo a su madre le diagnosticaron un cáncer terminal de médula. Desde ese momento pidió autorización al Gobierno de Formosa para ingresar a la provincia y darle el último adiós. Pero hasta el momento no había obtenido respuestas. Carmen es una docente formoseña que hace tres años trabaja en el colegio Don Bosco de Rawson, Chubut, informa Jornada.

Al no recibir respuesta a las solicitudes enviadas al Gobierno formoseño por más de siete meses, ella, su sobrina y una bebé de dos años salieron de su casa en Rawson hacia Formosa, con la esperanza de reencontrarse con su madre de 81 años, que hace 10 días fue internada con un cuadro de salud muy delicado.

“Manejé 3 mil kilómetros hasta Formosa para poder despedirla. Pero al llegar a Resistencia, Chaco, me dijeron que como no tengo la autorización, aun presentando una historia clínica y diciendo que mi mamá se está muriendo, no me permitieron ingresar”, había relatado Acosta en Cadena Tiempo.

Ayer, finalmente, logró ingresar a la provincia, pero debido al protocolo de aislamiento de 14 días que debía hacer no pudo llegar a ver a su madre que finalmente murió en horas de la tarde de hoy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico