Colombia: piden suspender torneos y peligra la Copa América

Los futbolistas profesionales de Colombia expresaron en las últimas horas su "apoyo total" a las protestas contra el Gobierno, reclamaron a las autoridades que se "garantice un verdadero diálogo social" y solicitaron que no se programen más partidos de los torneos locales "hasta tanto no se resuelva la actual situación de orden público".

Ante la escalada de las movilizaciones contra el presidente Iván Duque y la represión de las fuerzas de seguridad, los jugadores, nucleados en la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), respaldaron las movilizaciones.

“Como ciudadanos, antes que futbolistas, queremos manifestar nuestro total apoyo al clamor expresado por el pueblo colombiano en su protesta y nos unimos a esas voces que piden un país más justo, equitativo e inclusivo, en el que se nos garanticen a todos, sin distinción, las condiciones mínimas para vivir con dignidad”, indicaron en un comunicado.

“Respaldamos sus peticiones y solicitamos al Gobierno nacional que las tramite sin dilación, promoviendo los mecanismos que garanticen un verdadero diálogo social y así se puedan concluir en acuerdos que permitan la construcción de una sociedad donde todos tengamos espacio y mejores oportunidades para progresar y vivir en paz y equidad”, añadieron.

Por todo esto, solicitaron a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y a los clubes profesionales que no se programen más partidos de los torneos locales “hasta tanto no se resuelva la actual situación de orden público que afecta a todo el país y pone en riesgo nuestra integridad”.

Las protestas obligaron el jueves a suspender en al menos cinco oportunidades el encuentro entre América de Cali y Atlético Mineiro de Brasil por la Copa Libertadores. Un día antes incidieron también en los partidos Nacional de Medellín-Nacional de Montevideo; y en Junior-River, que se jugó justamente en el estadio donde se prevé disputar la final de la Copa América en julio, un certamen que hoy corre peligro de realización.

Las fuertes protestas contra el Gobierno que dejaron al menos 42 muertos en Colombia no cesan luego de dos semanas y alteraron el desarrollo de los partidos de Libertadores de las últimas dos fechas.

La situación también pone en peligro que Colombia acompañe a Argentina como sede de la Copa América 2021, que se disputará en 30 días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico